Cajas de permanencia, lo maravilloso reside en lo simple.

9 octubre, 2017 3 Por jaisa

 

Hoy tengo el enorme placer de presentaros a Lucía Gallego, guía Montessori 0-6 que, desde ahora empezará a colaborar con Jaisa Educativos en el área de formación. Por ello, me complace dejaros este post sobre cajas de permanencia que ha escrito como estreno con nosotros:

Uno de los materiales Montessori más representativos de la etapa de 0 a 3 son las cajas de permanencia. En las escuelas Montessori, concretamente en el ambiente de Nido (de 4 meses a 18 meses) y en Comunidad Infantil (18 meses – 3 años) es un material estrella. Incluso también lo podemos encontrar en muchos hogares debido a su utilidad y fácil funcionamiento. Sin embargo, ¿qué son? ¿para qué sirven? ¿qué trabajan? ¿son tan sencillas como parecen?

Pensemos en qué consiste una caja de permanencia. Físicamente una caja de permanencia es un cubo o prisma rectangular hueco con un agujero por arriba y un mecanismo de salida. El pequeño toma una pelota hecha para ese agujero y la introduce hasta que sale por la salida, repitiendo así innumerables veces. Es muy sencillo tanto en su funcionamiento como en si mismo. Sin embargo, es increíble lo mucho que nos proporcionan estas cajas.

El primer propósito de este material es ayudar al niño a darse cuenta de la permanencia del objeto. La permanencia del objeto es un hito psicológico de los más importantes en el desarrollo psicomotor del niño. Con ello, el niño va descubriendo que los objetos que desaparecen siguen ahí aunque no los vean. Esta etapa se va superando a medida que el pequeño crece y este material le ayuda a ir dando pasos hasta su comprensión total. Hay muchos otros juegos que nos ayudan en esta fase, ¿alguna vez han jugado con un bebé al mítico cucú-tras? Es algo casi instintivo en los adultos provocar la sonrisa del bebé, nadie se resiste a esa sonrisa, sin embargo la realidad es que ya les estamos ayudando a la comprensión de la permanencia del objeto.

Este material se introduce aproximadamente a los 8 meses, justo en el momento en el que empieza a comprender la permanencia del objeto y además en el momento en que el niño empieza a tener miedo a los extraños, es decir, el niño empieza a sentir angustia en el momento de la separación con la figura de apego. Esta nueva comprensión también se aplica a las personas y es natural que reaccione de manera notable cuando nos las vea. Obviamente con las cajas de permanencia no vamos a conseguir que el niño supere esta ansiedad por separación pero le ayudaremos a entender mejor el mundo que le rodea.

Y no acaba aquí, las cajas de permanencia ayudan también al desarrollo de la coordinación óculo-manual y en definitiva a tener la oportunidad de usar los dedos de diferentes maneras hasta conseguir su objetivo.

La mano es la herramienta de la mente

del hombre”

M. Montessori

Además, sobre los 12 meses el bebé va querer practicar y perfeccionar el aflojamiento voluntario, es decir, depositar un objeto en un lugar concreto, siguiendo así los pasos del desarrollo de su mano.

Así mismo, en el momento que la actividad se realice con éxito le ayudará a desarrollar su autoestima y fomentará la repetición provocando de esta manera que el bebé se concentre.

Existen muchas cajas de permanencia, la primera de todas a introducir es la caja con pelota, abierta con una pequeña bandeja para recepcionar la pelota. Poco a poco se van complicando, incluyéndole un cajón, una tapa, los objetos que se introducen tienen formas, o incluso las tapas cerrojos. Por ello, es común encontrar también cajas de permanencia para niños más mayores que ya están en Comunidad Infantil.

En definitiva este material se ajusta al desarrollo psicomotor del bebé satisfaciendo así sus necesidades y deseos. Lo más maravilloso es siempre lo más sencillo.

Autor: Lucía Gallego

-Guía Montessori 0-6-

Si queréis saber un poco más sobre Lucía, ella misma se nos presenta así:

Detrás de todo proyecto existe una historia, un empuje que lleva a las personas a cambiar su vida y a colaborar con las que se encontrarán. Mi proyecto de vida es colaborar en un cambio educativo que valore y respete los procesos naturales de los niños.


Me gradué como maestra de primaria especializada en educación visual y plástica, y más tarde como maestra de infantil. Después de 8 años trabajando como tutora y asistente en escuelas tradicionales, decidí dejar de lado esta tipología de escuela debido a la incompatibilidad de principios y empecé a adentrarme en la educación no formal, donde dirigí los proyectos de música y arte para los más pequeños en un centro cívico del Ayuntamiento de Barcelona.
Más tarde, inicié un proyecto de Madre de día basado en la pedagogía Montessori en Barcelona. Debido a la gran acogida y la inquietud sobre esta pedagogía empecé a formarme como Guía Montessori de 0 a 3 años. Más tarde me mudé a Madrid como guía Montessori de 0 a 6 y participé en la coordinación de 5 escuelas Montessori. Además, puede desarrollar un programa de formación divulgativa para educadores infantiles en distintas escuelas privadas, concertadas y públicas de Madrid, Valladolid y Santander. También participé en la organización del II y III encuentro Montessori para educadores y familias en Madrid. Durante este tiempo continué mi formación como guía Montessori de 3-6 en Santiago de Compostela bajo la Asociación Montessori Internacional. Gracias a la cual pude observar en más de 10 escuelas Montessori distintas de España y Reino Unido.

En septiembre de 2017 vuelvo a Barcelona con la finalidad de estar más cerca de su familia y poder crear un proyecto educativo Montessori de calidad y cercanía para las familias en mi ciudad natal.

¿Qué te ha parecido el post?, ¿Y nuestro nuevo fichaje? Nosotros no podríamos estar más felices con la enorme aportación que supone contar con Lucía.

No olvides que todos nuestros suscriptores recibirán en su buzón el mini-libro:  “Montessori, una ayuda para la vida” para conocer algo más sobre el método Montessori.

Si quieres puedes suscribirte a nuestro boletín aquí para no perderte nada  y, además, recibir el pdf´s del libro forma totalmente gratuita.

¿Me cuentas sobre qué te gustaría que habláse en el blog?, también puedes compartir si crees que puede interesar a alguno de tus amigos, regalarme un “me gusta” en nuestra fan page de facebook y, para no perderte nada, suscribirte en a nuestro boletín.

Si lo que necesitas es ampliar y profundizar más sobre el método Montessori, puedes realizar uno de nuestros curos online o bien asistir a uno de nuestros cursos presenciales intensivos que hacemos por toda la geografía Española. En cuanto a materiales, ¿qué te voy a contar? los puedes ver todos, toditos en la tienda de Jaisa Educativos.

¡Gracias por confiar en Jaisa Educativos!