Acompañamiento emocional (premios y castigos) por Laura Estremera

Hoy os voy a hablar del acompañamiento emocional, de qué podemos hacer a grandes rasgos cuando hay un conflicto o una situación emocional intensa, pero antes, quiero explicaros algo que comúnmente se suele hacer en las aulas como forma de control de la conducta y de las emociones: el premio y el castigo.

Entender de dónde venimos, la importancia de los vínculos, cómo se desarrolla el cerebro y algunas de las características del desarrollo de los 0 a los 3 años nos puede ser muy útil para comprender por qué nuestros niños y niñas hacen lo que hacen. Conocerlo es útil para poderlo acompañar y para conocer las necesidades reales y reflexionar sobre tantas prácticas que se realizan en la escuela que no corresponden a necesidades de los pequeños, sino a las de los adultos.

 

Los premios y los castigos como forma aceptada y “científica” de control de los pequeños nació en la época conductista, digo “científica” porque el castigo y el premio se utilizaba desde mucho antes pero en esta época adquirió un toque de “educativo”. Si recordáis por aquella época los conductistas querían hacer de la psicología una ciencia medible, replicable, realizando investigaciones en sus laboratorios generalmente con animales, para llevar las conclusiones a las que llegaban al ser humano. No tenían en cuenta la mente, los sentimientos, las emociones, el vínculo, lo que pasaba por dentro del individuo ni lo que ocurría a largo plazo, importaba controlar la conducta observable. A simple vista sus técnicas eran un éxito ¿cómo hacer que una conducta no aparezca? Pues castigándola; ¿cómo hacer que una conducta aparezca más veces? Premiándola. La tarea del maestro era la de saber aplicar la cantidad adecuada de premio y de castigo en el momento oportuno para que los alumnos y las alumnas hicieran lo que el adulto deseaba. Y digo la cantidad adecuada porque en aquella época ya era bien sabido que los castigos a largo plazo dejaban de funcionar, la criatura se acostumbraba, lo mismo que los premios.

Pero ni los humanos somos palomas, ni podemos ignorar lo que ocurre por dentro del cuerpo, así que aunque funcionen a corto plazo, el precio que se paga, bajo mi punto de vista, es muy alto.

El castigo sólo tiene en cuenta la conducta externa, ignora las razones y los motivos que llevan a la persona a actuar de esa manera. Aunque el castigo elimine esa conducta (pegar, morder, gritar…) como la necesidad sigue presente vuelve a aparecer transformada en otro tipo de conducta ¿no será más lógico atender las causas?

Los premios y los castigos no tienen en cuenta la mente de la persona ni sus emociones, cosa que hoy en día no podemos negar.

La persona castigada no aprende las verdaderas razones de por qué debe de hacer una cosa o no hacerla. Los premios y los castigos generan una motivación extrínseca, es decir, se actúa por el miedo al castigo o por el placer del premio, pero no porque la persona lo haya interiorizado, lo que significa, que una vez se deja de premiar o castigar, vuelve a hacer (o no hacer, en el caso del premio) aquello que se pretendía evitar.

El vínculo se debilita. Ya hemos visto que un vínculo seguro es la base para la estabilidad emocional, para la futura salud mental, para el aprendizaje… el vínculo debe de ser siempre sólido, también en los momentos difíciles porque es cuando el niño o la niña más necesitan sentirse aceptados y acogidos.

Aunque el castigo es efectivo a corto plazo porque en seguida se observan cambios en la conducta, no lo es a largo plazo, de hecho, el castigo genera culpa, impide el desarrollo moral, genera temor a la autoridad, ansiedad, desconfianza, baja autoestima, rabia y violencia.

Y es que el castigo y el premio no responden más que a la impotencia del adulto, a no saber qué hacer y cómo gestionar la situación, castigar y premiar es fácil, lo difícil es acompañar.

Y entonces… ¿cómo acompañamos?

Recuerda que, si te interesa el tema y quieres aprender más, esto es sólo una parte de una de las lecciones del curso “Reflexión y profundización sobre las necesidades y prácticas en educación 0-3 años”.

Además si te apuntas al curso antes del domingo 20 de enero obtendrás un descuento de – 20%.

 

Laura Estremera Bayod

Imaginación vs fantasía, en Montessori

Imaginación vs Fantasía

Este tema siempre suele ser polémico, pero tengo que decir que no quiero crear polémica con él, sino más bien informar, ya que muchas personas piensan que imaginación y fantasía es lo mismo o incluso usan ambos conceptos de forma errónea.

Antes de comenzar con el artículo, tengo que decir que cada uno en su hogar con su familia es libre de hacer lo que quiera y como quiera, no estoy juzgando a nadie, como he dicho solo pretendo informar, ya que yo misma hasta hace poco tiempo estaba desinformada y también pensaba que no podría cambiar de opinión nunca, pero cambié, al igual que nos ocurre con muchos otros temas.

Dicho esto comienzo viendo la diferencia entre ambos conceptos.

Diferencia entre imaginación y fantasía

La imaginación es la capacidad para concebir ideas a través de la realidad o de lo que tú ves. Lo que hacen los artistas por ejemplo, a través de lo que ellos sienten y ven, crean.

La imaginación nace en la mente del niño a través de la información que ha recibido del mundo real. Por ejemplo, con una caja de cartón se hace una casa.

La fantasía es algo creado por los adultos, nace en la mente de otra persona y se lo transmitimos a los niños.

Por ejemplo, si a un niño le dices que imagine un atardecer en la playa y nunca ha visto ninguno, no va a poder imaginarlo, porque todas las impresiones que tiene las toma del mundo exterior.

A veces creemos que la fantasía fomenta la creatividad y la imaginación, esto no es correcto.

La fantasía no les aporta nada a edades tan tempranas, porque para ellos no es fantasía, ellos lo creen de verdad.

Esto no es sinónimo de que la fantasía sea mala o nunca podrá tener fantasía un niño, al contrario, debemos de saber cuándo es el momento que le aporta beneficios y cuando no.

Cómo funciona el cerebro del niño

Según la doctora Silvia Dubovoy, el cerebro del niño, hasta los 5-6 años no está maduro. El niño a esta edad no imagina, él cree las cosas realmente. Ejemplo: si le dices que hay un burro volando, él va a mirar al cielo pensando que va a ver un burro volando.

A partir de esta edad es cuando el niño tiene un pensamiento abstracto, su mente comienza a entenderlo.

La fantasía no es mala, solo hay que preparar al niño. Cuando el niño sea capaz de recibir información y llevarla al plano de lo abstracto, ahí podrá fantasear o entenderá la ironía o el doble sentido de algunas frases o palabras que usamos de forma cotidiana.

Según María Montessori en el discurso que dio en la Child Studio Society, una educación basada en la realidad prepara al niño para que pueda recibir al mundo de forma exacta y precisa.

El problema de algunas escuelas infantiles, es que tienen a los niños completamente en el plano de lo abstracto, así los niños no están preparados para el mundo real. Ellos no saben diferenciar entre lo real o fantasioso.

Debemos pensar en la ilusión, porque esto también hay que tenerlo claro, a veces atribuimos a la fantasía, ilusión, pero si pensamos fríamente ¿de quién es la ilusión?, ¿del adulto o del niño? Porque el niño lo está creyendo firmemente y el adulto es el que tiene ilusión de ver al niño como lo vive.

Además tú eres, como adulto, el que le has inculcado esa ilusión.

Actualmente la neurociencia lo respalda. El niño es capaz de adaptarse, gracias a su mente. Al igual que los niños son capaces de aprender cualquier idioma, porque absorben todo lo que hacemos los adultos.

Los adultos decimos que los niños maduran cuando no creen en cuentos o decimos que pierden su inocencia, pero lo que de verdad ocurre, es que el conocimiento se impone a la ignorancia.

Cuando los adultos no confían en los niños, insisten en contarles cuentos acerca de valores que ellos no necesitan.

De los 5-6 años hasta los 12 años es el momento de cuentos, fábulas… ahora se interesan por los valores.

Esto también se puede extrapolar a los juguetes, porque crean ilusiones, no suelen tener ninguna meta en general, no da lugar a la concentración mental, solo los mantienen ocupados con cosas irreales. Ejemplo, les compramos una cocinita, pero no les dejamos que nos echen una mano cuando cocinamos.

A mí, por ejemplo, sobre este tema no me gusta prohibir, es más, a mi hija no le voy a prohibir nada, solamente no la engañaré con figuras fantásticas. Cuando ella me pregunté tendrá la verdad, si luego ella quiere creer, yo solo cerraré mi boca y la dejaré.

Si leyendo todo esto quieres cambiar lo que has hecho hasta el día de hoy, mi consejo es que no le cuentes de golpe la verdad, simplemente no alimentes más esa mentira, cuando te pregunte le puedes decir que mamá o papá no creen, ¿qué piensas tú? Y dejarlo que él mismo tenga un pensamiento crítico, si decide creer, es decisión suya, si no tu no lo has alimentado ni engañado.

 

¿Qué sabes de las múltiples inteligencias de tu hij@? – Por Miriam Escacena –

Hace mucho tiempo  que la sigo y, quizá por eso, hoy me complace especialmente presentaros a Miriam Escacena, nuestra nueva colaboradora en el área de formación. Miriam es otra de esas mujeres a las que su maternidad supuso mucho más que tener un hijo sino dar un vuelco en todos los sentidos en su vida. Pese a ser ingeniera, tras la maternidad se dedicó a investigar, formarse y profundizar en diversos temas sobre infancia.

Miriam es autora del libro “Comunicación con Bebés”, fundadora de la asociación de crianza “Entre Nubes”, Educadora de Masaje Infantil por la organización internacional IAIM, instructora de lengua de signos para bebés, instructora de porteo, formadora de La Pedagogía Blanca y Guía Montessori de Comunidad Infantil.

Hoy nos trae un post sobre un tema apasionante que, además, es el protagonista del curso que Miriam hará para Jaisa Educativos Formación: las Inteligencias Múltiples.

“Admiramos el talento. Muchas veces hablamos de que a “Fulanita” o “Menganito” le va bien porque “es muy inteligente”, pero, ¿te has parado a pensar lo que queremos decir realmente con esta expresión?
Solemos asociar la inteligencia al éxito y brillantez académica, ¿y qué pasa con aquellas personas a las que no se les dan bien las matemáticas por ejemplo? ¿Están condenadas al fracaso? Seguro que conoces más de un caso de alguien cercano que escuela no era su fuerte, o no tuvo la oportunidad de ir a la Universidad, y, sin embargo, le ha ido fantástico en su carrera profesional. Y eso probablemente sea porque supo encontrar aquello que le apasionaba de verdad, su “Elemento”, como diría Sr. Ken Robinson.. ?

Quizá Michael Jordan, Jonh Lennon o Matt Groening no fueron estudiantes modelo, pero lo que tienen en común es que en su momento lucharon por conseguir dedicarse a aquello que les hacía vibrar, aquello donde podían explotar todo su talento, y, ¿qué sería de nuestro mundo sin ellos?

Cuando Angus Young (el guitarrista del grupo AC/DC) iba a la escuela, los profesores le advertían de que “si seguía por ese camino no iba a llegar a nada en la vida”, y con el tiempo popularizó su vestimenta con uniforme colegial en sus conciertos en respuesta a esas erróneas predicciones.

El concepto de inteligencia es algo que nos condiciona desde la infancia, si tus padres y maestros te hacen llegar mensajes más o menos indirectos de que no eres muy listo porque no sacas buenas notas vas a terminar creyéndolo y dejarte llevar por el camino que marca la sociedad: buscarte un trabajo sencillo y asegurado que te de una nómina a final de mes pero.. ¿te hará feliz?
La elección está en tu mano, aunque a veces es muy difícil darse cuenta de que existen más opciones. ¿Quieres seguir en Matrix o explorar lo que hay fuera?

Los métodos utilizados para evaluar el coeficiente intelectual se han basado tradicionalmente en medir las habilidades lógico-matemáticas y lingüísticas, pero no han querido ver más allá de las capacidades únicas de cada individuo.

Afortunadamente hace unos años hubo un auténtico cambio de paradigmas en este ámbito: Howard Gardner, psicólogo e investigador de la Universidad de Harvard, desarrolló la Teoría de las Inteligencias Múltiples, basada en dos ideas revolucionarias hasta el momento:
la inteligencia no es algo único, sino la suma de capacidades diferentes
no es algo innato e inamovible, puede explotarse a través de la educación
Para saber desenvolverse en la vida es necesario saber más cosas además de lengua y matemáticas. Es fundamental tener habilidades sociales para relacionarse con personas y trabajar en equipo o hacer una presentación en público, tener pensamiento crítico y poder contrastar opiniones sin creer a pies juntillas lo que nos diga una persona porque represente cierta autoridad, (como por ejemplo un maestro o un médico), ser capaz de defender puntos de vista, argumentar, negociar…
Gardner es conocido en el ámbito científico por sus investigaciones en el análisis de las capacidades cognitivas. Está considerado como uno de los 100 intelectuales más influyentes del mundo y ha recibido numerosos galardones entre los que se encuentra el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011, (aquí puedes ver un interesantísimo capítulo del programa Redes en el que Eduard Punset le entrevista personalmente).”

 

 

“Él propone la existencia de hasta ocho inteligencias únicas y diferentes: lingüística y lógico-matemática, espacial, musical, kinestésica y corporal, interpersonal, intrapersonal y naturalista, e incluso hoy en día continúa investigando sobre la posibilidad de añadir alguna más, su trabajo es realmente fascinante.
Cada uno de nosotros estamos dotados de todas las inteligencias y desarrollamos cada una en una medida diferente, según nuestras habilidades, nuestras pasiones y el ambiente que nos rodea. “

Nuestro reto como padres y educadores es acompañar a nuestros niños a descubrir todo su potencial. Para esto es necesario darles la oportunidad de conocer el mundo desde todas sus perspectivas, liberando nuestra mente de prejuicios y disfrutando de todo este camino.

Picasso dijo una vez que todos los niños nacen artistas. El problema es seguir siendo artista a medida que crecemos, y con el sistema educativo que “padecemos”, cuyo punto fuerte no es precisamente fomentar la creatividad ni desarrollar todas las capacidades de los niños.

Los niños son una mina de tesoros por descubrir. Permitámosles la libertad suficiente para poder explorar y desarrollar todas sus capacidades, sea cual sea el campo en el que se encuentren.

Si quieres profundizar en este tema te animo a participar en el nuevo curso on-line dedicado a las Inteligencias Múltiples  para Jaisa Educativos Formación, ¡aquí puedes ver más detalles! ?

Pero además, te cuento que he iniciado un reto sobre inteligencias múltiples, para poder identificar mejor cuáles son las más desarrolladas en nuestros peques, juntos y de forma totalmente gratuita. Si quieres saber más sobre el reto puedes hacerlo aquí

 

¡Espero tus comentarios!

¿Qué te ha parecido el post?, ¿Y nuestro nuevo fichaje? Nosotros no podríamos estar más felices con la enorme aportación que supone contar con Miriam.

No olvides que todos nuestros suscriptores recibirán en su buzón el mini-libro:  “Montessori, una ayuda para la vida” para conocer algo más sobre el método Montessori.

Si quieres puedes suscribirte a nuestro boletín aquí para no perderte nada  y, además, recibir el pdf´s del libro forma totalmente gratuita.

¿Me cuentas sobre qué te gustaría que hablase en el blog?, también puedes compartir si crees que puede interesar a alguno de tus amigos, regalarme un “me gusta” en nuestra fan page de facebook y, para no perderte nada, suscribirte en a nuestro boletín.

Si lo que necesitas es ampliar y profundizar más sobre el método Montessori, puedes realizar uno de nuestros cursos online o bien asistir a uno de nuestros cursos presenciales intensivos que hacemos por toda la geografía Española. En cuanto a materiales, ¿qué te voy a contar? los puedes ver todos, toditos en la tienda de Jaisa Educativos.

¡Gracias por confiar en Jaisa Educativos!

Pre-escritura y grafomotricidad con pizarras Montessori

La grafomotricidad es la habilidad manual de fuerza en la mano y coordinación con la vista necesaria para poder emprender el proceso de escritura. Para llegar al nivel adecuado, antes de coger un lapicero para escribir, se han de pasar por muchas etapas siendo algunas de ellas fundamentales, incluso, durante los primeros meses de vida (como sucede por ejemplo con el gateo)

Una buena grafomotricidad antes de empezar con la escritura en papel casi garantiza la ausencia de problemas motores a la hora de escribir (como hacer presión excesiva con el lapicero o un mal agarre postural) que podrían derivar en lesiones, o bloqueos graves en el proceso de escritura. Un niño al que le cuesta en exceso la “mecánica” de la escritura, aunque tenga todos los conocimientos necesarios, puede convertirse en víctima de fracaso escolar por no poder hacerlo a la velocidad y con la cantidad de esfuerzo adecuados.

En Montessori se cuida especialmente este aspecto, siendo fundamental la preparación de la mano, en primer lugar con las actividades de vida práctica.

Separador de claras HABA

Las actividades de vida práctica son fundamentales

El primer material específico de lenguaje con el que se comienza a trabajar estas habilidades son los resaques metálicos, donde se trabaja la fuerza de la mano, la capacidad de concentración y la coordinación mano-ojo. Para complementar este trabajo se pueden ofrecer otras actividades muy sencillas como realizar trazos con el dedo en bandejas de arena.

Bandejas de trazado para arena

Tras haber trabajado con el dedo, el siguiente paso podría ser usar objetos para realizar los trazos como palos, plumas, bastoncillos de algodón, etc.

Este tipo de actividades se recomiendan a partir de los tres años – tres años y medio.

Las pizarras son un material para trabajar la grafomotricidad en Montessori, del área de lenguaje.

Hay tres tipos de pizarras diferentes y se pueden encontrar dos de cada modelo en los salones (de la mayoría de materiales solo hay una unidad por salón)

Los tres tipos de modelos son:

1.- Lisa por las dos caras.

Inicialmente se trabaja con estas pizarras donde se pueden hacer trazos grandes sin espacios delimitados favoreciendo el movimiento natural de la mano, muñeca y brazo.

Más adelante, al empezar con la escritura (tras trabajar las letras de lija y el alfabeto móvil)  podremos utilizar estas pizarras para comenzar a trazar letras grandes.

2.- Líneas sencillas por un lado y cuadrados por el otro.

En estas pizarras, por el lado de las líneas sencillas se empieza con trazos continuos. Pasados unos días, cuando dominan la técnica podemos pasar a los trazos discontinuos.

 

Trazos continuos

 

Trazos discontinuos

Aquí podéis ver cómo el niño usa el alfabeto móvil como modelo para practicar los trazos.

 

Los trazos discontinuos también se practican por el lado de la cuadrícula.

 

Es importante, llegados a este punto, marcar la separación entre trazos con dos dedos.

Esto les servirá más adelante como indicador para la separación entre palabras al escribir.

A continuación podemos pasar a la cuadrícula donde se suelen trabajar los números así como trazos discontinuos que pueden ser tanto símbolos como letras o números.

3.- Líneas dobles (pauta Montessori) y cuadrados por el otro lado.

Estas pizarras son el último paso antes de pasar a la escritura sobre papel. La pauta Montessori marca el espacio acotado para las letras y se exige la máxima precisión posible en el trazo.

 

Existe también un tipo de pizarra especial de madera natural en la que no se escribe con tiza sino que es para trabajar con el alfabeto móvil sobre ella.

Autor: V. Reyes

¿Qué te ha parecido el post?, ¿Conocías las pizarras Montessori y sus usos?

No olvides que todos nuestros suscriptores recibirán en su buzón el mini-libro:  “Montessori, una ayuda para la vida” para conocer algo más sobre el método Montessori.

Si quieres puedes suscribirte a nuestro boletín aquí para no perderte nada  y, además, recibir el pdf´s del libro forma totalmente gratuita.

¿Nos cuentas sobre qué te gustaría que hablásemos en el blog?, también puedes compartir si crees que puede interesar a alguno de tus amigos, regalarme un “me gusta” en nuestra fan page de facebook y, para no perderte nada, suscribirte en a nuestro boletín.

Si lo que necesitas es ampliar y profundizar más sobre el método Montessori, puedes realizar uno de nuestros cursos online o bien asistir a uno de nuestros cursos presenciales intensivos que hacemos por toda la geografía Española. En cuanto a materiales, ¿qué te voy a contar? los puedes ver todos, toditos en la tienda de Jaisa Educativos.

¡Gracias por confiar en Jaisa Educativos!

Cualquier ocasión es una oportunidad de aprendizaje. Insectos y ciclos de vida.

Aprovechando que el pasado lunes fue el día mundial del medio ambiente, hoy vamos a hablaros sobre la importancia de conectar a los niños con la naturaleza. El contacto con ella mejora la salud, la capacidad de atención, el desarrollo motor y cognitivo, la autonomía, la seguridad… un sin fin de beneficios y estímulos fundamentales para el desarrollo de sus habilidades.

Para los niños, la naturaleza es un parque de atracciones, un aula de aprendizaje en toda regla, además de ser una excelente medicina ¿no creéis?

En momentos tan cotidianos como haciendo la compra, muchos son los casos en los que la curiosidad del niño, le lleva a hacer preguntas como ¿de dónde han salido esos huevos? Y la contestación es “del supermercado”, ¿no creéis que podríamos aprovechar cualquier situación para fascinarles?

Ahora con este calorcito ya se empiezan a ver los temidos mosquitos, ¿y si empezamos a dejar preguntas en el aire para que ellos empiecen a cuestionarse las cosas?

Por ejemplo, ¿sabías que ese mosquito, antes de ser mosquito fue una larva? El proceso de transformación tanto de un insecto, como de una planta, un árbol, animales e incluso del propio del ser humano desde que nacemos a los niños les fascina, debemos aprovechar todo ese interés intrínseco del momento para hacer que conecten con la madre naturaleza.

Los ciclos de Safari son perfectos para mostrar toda la información que los niños necesitan saber y así responder todas esas preguntas.

Ciclo del mosquito de Safari LTD

Y si esto lo acompañamos de las tarjetas en 3 partes que podéis encontrar en nuestra web de forma gratuita, el aprendizaje y la diversión está asegurada. Consultar un libro, internet a través del ordenador o el móvil está muy bien, pero ¿ y si además añadimos material manipulativo como por ejemplo el ciclo del mosquito?

Estos días, que ya abrimos un poquito más las ventanas en casa, ¿os habéis encontrado con las polillas revoloteando por toda la casa? ¡Aprovechemos estos momentos!

¿Y si lo acompañamos de unos libros sobre insectos? Os recomiendo Insectos de Combel, una maravilla. Es un libro interactivo que incluye pop-ups, solapas y minilibros llenos de curiosidades sobre estos pequeños animales. Para descubrir cómo se organizan las hormigas, cómo es el cuerpo de una mosca o cómo viven las abejas…

Y este otro, Los insectos de SM, con unas ilustraciones preciosas a través de las que descubrir la familia de los insectos: su origen, qué partes tiene su cuerpo, qué son la muda y la metamorfosis, cómo se reproducen, cuáles son sus sentidos….

Y si además podemos observar de cerca cualquier insecto y verlo realmente cerca y grande con una lupa especialmente diseñada para ello mejor que mejor.

Descubre el universo de miniaturas de animales, monumentos, plantas, objetos cotidianos,… Además de los fantásticos ciclos de vida donde poder ver, tocar y sentir cómo se desarrolla la vida de diferentes seres vivos. Estos materiales no solo son de una excelente calidad (plásticos 100% libres de falatos y pinturas sin plomo) sino que también son ideales para presentar junto a las tarjetas de 3 partes, que regalamos en nuestra web y te puedes descargar en la descripción de cada uno de los ciclos de vida y toobs, llenar las letras de cajas de sonidos, acompañar los puzzles de biología Montessori o realizar tus proyectos de continentes o evolución humana. El límite está en tu imaginación y en la de los más pequeños de la casa.

¿Qué te ha parecido?, ¿conocías este material? ¿sobre qué más te gustaría que hablásemos en el blog?

No olvides que todos nuestros suscriptores recibirán en su buzón el mini-libro:  “Montessori, una ayuda para la vida” para conocer algo más sobre el método Montessori. Si quieres puedes suscribirte a nuestro boletín aquí para no perderte nada  y, además, recibir el pdf´s del libro forma totalmente gratuita.

También puedes compartir si crees que puede interesar a alguno de tus amigos, regalarme un “me gusta” en nuestra fan page de facebook.

Si lo que necesitas es ampliar y profundizar más sobre el método Montessori, puedes realizar uno de nuestros curos online o bien asistir a uno de nuestros cursos presenciales intensivos que hacemos por toda la geografía Española. En cuanto a materiales, ¿qué te voy a contar? los puedes ver todos, toditos en la tienda de Jaisa Educativos.

¡Gracias por confiar en Jaisa Educativos!

Autor: Marta Oliver


Cilindros con botón, usos y extensiones. Cilindros de fabricación nacional.

Hoy traigo un post de celebración. Tras varios años de trabajo por fin desde Jaisa Educativos hemos conseguido arrancar con el proyecto de fabricación española de material Montessori sobre el que os contaré más ampliamente en otro post. Estamos muy ilusionados y desde luego vamos a necesitar todo vuestro apoyo para que podamos completar el catálogo completo Montessori de fabricación nacional. Uno de los primeros materiales fabricados por Jaisa que podrás encontrar desde ahora son los cilindros con botón y son sobre los que hoy voy a hablaros en esta entrada.

Naím en el ambiente preparado del III Encuentro Montessori de Madrid

Como muchas personas sabéis, los cilindros con botón, son un material Montessori que pertenece al área de sensorial. Dentro de esta área, pertenecen al grupo de materiales para trabajar el sentido visual y dentro del este grupo pertenece a los materiales diseñados para trabajar los volúmenes junto con la torre rosa, la escalera marrón y las barras rojas (materiale también fabricados por Jaisa). El material sensorial ayuda enormemente a los niños a ser capaces de adquirir una clasificación clara y consciente de las cosas, aprendiendo a reconocer similitudes y diferencias entre objetos parecidos, de forma que puedan convertirse en observadores muy precisos. Este aspecto es muy importante para el dominio del trabajo posterior, especialmente en el lenguaje y las matemáticas.

Los cilindros con botón es un material formado por cuatro bloques que contienen cada uno 10 cilindros en madera de haya (es el tipo de madera ideal) en los que se va variando la altura y el diámetro en diferentes combinaciones.

Imagen Jaisa Educativos

Como podéis observar, a simple vista, desde arriba 3 de bloques son exactamente iguales pero enseguida veremos que o es así.¿Que es lo que varía en cada bloque?

Bloque 1: Los cilindros varían en diámetro que aumenta de 1 a 5,5 cm. La altura se mantiene constante en 5,5 cm. Con este primer bloque la nomenclatura que se trabaja es delgado-grueso.

Imagen Jaisa Educativos

Bloque 2: Los cilindros varían en en 2 constantes: el diámetro aumenta de 1 a 5,5 cm. La altura también se incrementa de 1 a 5,5 cm. En este segundo bloque la nomenclatura que se presenta es grande-pequeño.

Imagen Jaisa Educativos

Bloque 3: Los cilindros varían en 2 constantes: el diámetro aumenta de 1 a 5,5 cm. La altura disminuye desde 5,5  a 1 cm. En este tercer bloque no se presenta nomenclatura.

Imagen Jaisa Educativos

Bloque 4: Los cilindros varían solo en altura que se incrementa de 1 a 5,5 cm. El diámetro se mantiene constante en 2 cm. En este cuarto bloque la nomenclatura que se presenta es alto-bajo.

Imagen Jaisa Educativos

Siempre se habla de las presentaciones en Montessori como algo sagrado e inamovible. Una presentación es una verdadera ceremonia, pero no hay una que es la única del universo. En lineas generales todas las guías presentan los materiales de forma muy similar, pero entre unas y otras hay pequeñas variaciones. Os dejo un ejemplo de una de las formas de presentarlo.

  • Invitamos al niño diciéndole que tenemos algo que enseñarle.

  • Traemos los bloques de cilindros y le decimos “Estos son los cilindros con botón

  • Mostramos al niño cómo llevar uno de los bloques agarrando los bloques en ambos lados con las dos manos y llevándolos al nivel de la cintura y en paralelo al suelo. (en caso de que se vaya a trabajar con todos los bloques los traemos uno a uno)

  • Colocamos el bloque cerca de la línea media de la alfombra.

  • Invitamos al niño a sentarse a su lado (izquierda o derecha dependiendo de la mano dominante)

  • Sacamos un cilindro cogiendo por el botón marcando la pinza y apretando con los 3 dedos de la pinza digital (pulgar mas índice y anular). Empezamos por el cilindro más cercano al niño para centrar su atención.

  • Tiramos lentamente del cilindro hasta sacarlo de su agujero por completo.

  • Colocamos el cilindro en frente del agujero más lejano.

  • Continuamos sacando al azar cada uno de los cilindros y alternando el lugar donde dejarlos.

  • Repetimos la misma operación y sacamos todos los cilindros, uno por uno, de la misma manera.

  • Inclinamos el bloque ligeramente hacia adelante para mostrar al niño que todos los agujeros están vacíos.

  • Procedemos a devolverlos a su sitio

  • Volvemos a colocar todos los cilindros de nuevo en su agujero correspondiente uno a uno y en orden aleatorio.

  • Introducimos los cilindros lentamente deslizándolo por el agujero

  • Invitamos al niño a realizar la actividad.

Os dejo un par de vídeos para que podáis ver dos formas diferentes de presentarlo. Una la que he explicado por escrito y otra que sería sacarlos y guardarlos de forma ordenada.

En este segundo vídeo la presentación es algo diferente y se presentan con los cilindros en orden. Previamente se toca el cilindro por fuera y seguidamente se introduce el dedo en cada cavidad y tocamos la profundidad y anchura y después se introduce el cilindro.

Los cilindros con botón permiten desarrollar conceptos como el orden, la concentración, la coordinación y distinguir las dimensiones de los objetos. Los niños trabajan ordenando los cilindros por su tamaño y son capaces de distinguir varias dimensiones simplemente con la percepción visual. Además se trabaja y el uso de la pinza digital para tomar los cilindros que es una preparación indirecta para lecto-escritura. Es importante también el refinamiento del movimiento voluntario y el hecho de que al ser en madera se percibe muy bien el peso de los grandes respecto de los pequeños. Es también un material preparatorio para las matemáticas.

Aunque ahora hay una “moda” que está haciendo que todo se adelante mucho, lo habitual es presentar este material a partir de los 3 años. Si es cierto que algunos niños puede hacerlo un poco antes, pero debemos tener muy claro que es el momento. Mi hijo pequeño por ejemplo empezó a utilizarlos antes de los 3 sin presentación porque me ve utilizarlos en los cursos presenciales y ha visto a sus dos hermanos mayores hacerlos, es un niño muy observador y presta atención hasta el último detalle.

Imagen Jaisa Educativos. Naím con 2 años tras observar a sus hermanos.

De todas formas, para antes de los 3 años hay una versión más sencilla en la que cada bloque tiene menos cilindros. Son los cilindros de 0-3.

Cilindros con botón de comunidad infantil

Este material además se puede combinar con los cilindros de colores o cilindros sin botón como podéis ver al final de este post y hacer unas extensiones preciosas.

Como muchos sabéis, una de las características del material Montessori es que tiene control de error. En este caso cada cilindro tiene un hueco determinado. Se puede pasar un dedo por encima de los cilindros para comprobar que están todos a la misma altura. Si pones un cilindro en el agujero equivocado, sobresaldrá o desaparecerá en el agujero del bloque. En caso de que alguno se quede colado y no lo podamos sacar podemos utilizar un palito para introducir por abajo y empujar. Si damos la vuelta a los bloques veremos que cada hueco para los cilindros tiene un agujerito en la base.

Este el el agujero de la base para poder introducir un palito si algún cilindro se queda atascado.

Con este material podemos hacer diferentes extensiones para ampliar el trabajo. Se puede empezar combinando dos bloques formando una V para trabajar con los cilindros.

Bloques en forma de V. Imagen Jaisa Educativos

Otra extensión podría ser utilizando tres bloques formando un triángulo con los 30 cilindros en el centro.

Bloques en forma de triángulo. Imagen Jaisa Educativos

Y como no, la más difícil, con los cuatro bloques colocados en forma de cuadrado con los 40 cilindros en el centro.

Combinación de los 4 bloques

Y como máxima dificultad y os recomiendo que lo probéis, podemos trabajar con los cilindros con los ojos cerrados. Esta última combinación de los 4 bloques con los ojos cerrados es todo en reto. En caso de que lo hagan los niños lo mejor es usar un antifaz.

¿No os parece un material espectacular? En casa este ha sido el más utilizado del área de sensorial. Desde luego le hemos sacado partido al máximo.

En uno de los cursos presenciales de Jaisa. Trabajando con los ojos cerrados.

¿Qué te ha parecido?, ¿conocías todas las ventajas de este material? ¿sobre qué más te gustaría que hablásemos en el blog?

No olvides que todos nuestros suscriptores recibirán en su buzón el mini-libro:  “Montessori, una ayuda para la vida” para conocer algo más sobre el método Montessori. Si quieres puedes suscribirte a nuestro boletín aquí para no perderte nada  y, además, recibir el pdf´s del libro forma totalmente gratuita.

También puedes compartir si crees que puede interesar a alguno de tus amigos, regalarme un “me gusta” en nuestra fan page de facebook.

Si lo que necesitas es ampliar y profundizar más sobre el método Montessori, puedes realizar uno de nuestros curos online o bien asistir a uno de nuestros cursos presenciales intensivos que hacemos por toda la geografía Española. En cuanto a materiales, ¿qué te voy a contar? los puedes ver todos, toditos en la tienda de Jaisa Educativos.

¡Gracias por confiar en Jaisa Educativos!

Autor: Sandra Vallcanera