Cilindros con botón, usos y extensiones. Cilindros de fabricación nacional.

10 junio, 2017 0 Por jaisa

Hoy traigo un post de celebración. Tras varios años de trabajo por fin desde Jaisa Educativos hemos conseguido arrancar con el proyecto de fabricación española de material Montessori sobre el que os contaré más ampliamente en otro post. Estamos muy ilusionados y desde luego vamos a necesitar todo vuestro apoyo para que podamos completar el catálogo completo Montessori de fabricación nacional. Uno de los primeros materiales fabricados por Jaisa que podrás encontrar desde ahora son los cilindros con botón y son sobre los que hoy voy a hablaros en esta entrada.

Naím en el ambiente preparado del III Encuentro Montessori de Madrid

Como muchas personas sabéis, los cilindros con botón, son un material Montessori que pertenece al área de sensorial. Dentro de esta área, pertenecen al grupo de materiales para trabajar el sentido visual y dentro del este grupo pertenece a los materiales diseñados para trabajar los volúmenes junto con la torre rosa, la escalera marrón y las barras rojas (materiale también fabricados por Jaisa). El material sensorial ayuda enormemente a los niños a ser capaces de adquirir una clasificación clara y consciente de las cosas, aprendiendo a reconocer similitudes y diferencias entre objetos parecidos, de forma que puedan convertirse en observadores muy precisos. Este aspecto es muy importante para el dominio del trabajo posterior, especialmente en el lenguaje y las matemáticas.

Los cilindros con botón es un material formado por cuatro bloques que contienen cada uno 10 cilindros en madera de haya (es el tipo de madera ideal) en los que se va variando la altura y el diámetro en diferentes combinaciones.

Imagen Jaisa Educativos

Como podéis observar, a simple vista, desde arriba 3 de bloques son exactamente iguales pero enseguida veremos que o es así.¿Que es lo que varía en cada bloque?

Bloque 1: Los cilindros varían en diámetro que aumenta de 1 a 5,5 cm. La altura se mantiene constante en 5,5 cm. Con este primer bloque la nomenclatura que se trabaja es delgado-grueso.

Imagen Jaisa Educativos

Bloque 2: Los cilindros varían en en 2 constantes: el diámetro aumenta de 1 a 5,5 cm. La altura también se incrementa de 1 a 5,5 cm. En este segundo bloque la nomenclatura que se presenta es grande-pequeño.

Imagen Jaisa Educativos

Bloque 3: Los cilindros varían en 2 constantes: el diámetro aumenta de 1 a 5,5 cm. La altura disminuye desde 5,5  a 1 cm. En este tercer bloque no se presenta nomenclatura.

Imagen Jaisa Educativos

Bloque 4: Los cilindros varían solo en altura que se incrementa de 1 a 5,5 cm. El diámetro se mantiene constante en 2 cm. En este cuarto bloque la nomenclatura que se presenta es alto-bajo.

Imagen Jaisa Educativos

Siempre se habla de las presentaciones en Montessori como algo sagrado e inamovible. Una presentación es una verdadera ceremonia, pero no hay una que es la única del universo. En lineas generales todas las guías presentan los materiales de forma muy similar, pero entre unas y otras hay pequeñas variaciones. Os dejo un ejemplo de una de las formas de presentarlo.

  • Invitamos al niño diciéndole que tenemos algo que enseñarle.

  • Traemos los bloques de cilindros y le decimos «Estos son los cilindros con botón»

  • Mostramos al niño cómo llevar uno de los bloques agarrando los bloques en ambos lados con las dos manos y llevándolos al nivel de la cintura y en paralelo al suelo. (en caso de que se vaya a trabajar con todos los bloques los traemos uno a uno)

  • Colocamos el bloque cerca de la línea media de la alfombra.

  • Invitamos al niño a sentarse a su lado (izquierda o derecha dependiendo de la mano dominante)

  • Sacamos un cilindro cogiendo por el botón marcando la pinza y apretando con los 3 dedos de la pinza digital (pulgar mas índice y anular). Empezamos por el cilindro más cercano al niño para centrar su atención.

  • Tiramos lentamente del cilindro hasta sacarlo de su agujero por completo.

  • Colocamos el cilindro en frente del agujero más lejano.

  • Continuamos sacando al azar cada uno de los cilindros y alternando el lugar donde dejarlos.

  • Repetimos la misma operación y sacamos todos los cilindros, uno por uno, de la misma manera.

  • Inclinamos el bloque ligeramente hacia adelante para mostrar al niño que todos los agujeros están vacíos.

  • Procedemos a devolverlos a su sitio

  • Volvemos a colocar todos los cilindros de nuevo en su agujero correspondiente uno a uno y en orden aleatorio.

  • Introducimos los cilindros lentamente deslizándolo por el agujero

  • Invitamos al niño a realizar la actividad.

Os dejo un par de vídeos para que podáis ver dos formas diferentes de presentarlo. Una la que he explicado por escrito y otra que sería sacarlos y guardarlos de forma ordenada.

En este segundo vídeo la presentación es algo diferente y se presentan con los cilindros en orden. Previamente se toca el cilindro por fuera y seguidamente se introduce el dedo en cada cavidad y tocamos la profundidad y anchura y después se introduce el cilindro.

Los cilindros con botón permiten desarrollar conceptos como el orden, la concentración, la coordinación y distinguir las dimensiones de los objetos. Los niños trabajan ordenando los cilindros por su tamaño y son capaces de distinguir varias dimensiones simplemente con la percepción visual. Además se trabaja y el uso de la pinza digital para tomar los cilindros que es una preparación indirecta para lecto-escritura. Es importante también el refinamiento del movimiento voluntario y el hecho de que al ser en madera se percibe muy bien el peso de los grandes respecto de los pequeños. Es también un material preparatorio para las matemáticas.

Aunque ahora hay una «moda» que está haciendo que todo se adelante mucho, lo habitual es presentar este material a partir de los 3 años. Si es cierto que algunos niños puede hacerlo un poco antes, pero debemos tener muy claro que es el momento. Mi hijo pequeño por ejemplo empezó a utilizarlos antes de los 3 sin presentación porque me ve utilizarlos en los cursos presenciales y ha visto a sus dos hermanos mayores hacerlos, es un niño muy observador y presta atención hasta el último detalle.

Imagen Jaisa Educativos. Naím con 2 años tras observar a sus hermanos.

De todas formas, para antes de los 3 años hay una versión más sencilla en la que cada bloque tiene menos cilindros. Son los cilindros de 0-3.

Cilindros con botón de comunidad infantil

Este material además se puede combinar con los cilindros de colores o cilindros sin botón como podéis ver al final de este post y hacer unas extensiones preciosas.

Como muchos sabéis, una de las características del material Montessori es que tiene control de error. En este caso cada cilindro tiene un hueco determinado. Se puede pasar un dedo por encima de los cilindros para comprobar que están todos a la misma altura. Si pones un cilindro en el agujero equivocado, sobresaldrá o desaparecerá en el agujero del bloque. En caso de que alguno se quede colado y no lo podamos sacar podemos utilizar un palito para introducir por abajo y empujar. Si damos la vuelta a los bloques veremos que cada hueco para los cilindros tiene un agujerito en la base.

Este el el agujero de la base para poder introducir un palito si algún cilindro se queda atascado.

Con este material podemos hacer diferentes extensiones para ampliar el trabajo. Se puede empezar combinando dos bloques formando una V para trabajar con los cilindros.

Bloques en forma de V. Imagen Jaisa Educativos

Otra extensión podría ser utilizando tres bloques formando un triángulo con los 30 cilindros en el centro.

Bloques en forma de triángulo. Imagen Jaisa Educativos

Y como no, la más difícil, con los cuatro bloques colocados en forma de cuadrado con los 40 cilindros en el centro.

Combinación de los 4 bloques

Y como máxima dificultad y os recomiendo que lo probéis, podemos trabajar con los cilindros con los ojos cerrados. Esta última combinación de los 4 bloques con los ojos cerrados es todo en reto. En caso de que lo hagan los niños lo mejor es usar un antifaz.

¿No os parece un material espectacular? En casa este ha sido el más utilizado del área de sensorial. Desde luego le hemos sacado partido al máximo.

En uno de los cursos presenciales de Jaisa. Trabajando con los ojos cerrados.

¿Qué te ha parecido?, ¿conocías todas las ventajas de este material? ¿sobre qué más te gustaría que hablásemos en el blog?

No olvides que todos nuestros suscriptores recibirán en su buzón el mini-libro:  “Montessori, una ayuda para la vida” para conocer algo más sobre el método Montessori. Si quieres puedes suscribirte a nuestro boletín aquí para no perderte nada  y, además, recibir el pdf´s del libro forma totalmente gratuita.

También puedes compartir si crees que puede interesar a alguno de tus amigos, regalarme un “me gusta” en nuestra fan page de facebook.

Si lo que necesitas es ampliar y profundizar más sobre el método Montessori, puedes realizar uno de nuestros curos online o bien asistir a uno de nuestros cursos presenciales intensivos que hacemos por toda la geografía Española. En cuanto a materiales, ¿qué te voy a contar? los puedes ver todos, toditos en la tienda de Jaisa Educativos.

¡Gracias por confiar en Jaisa Educativos!

Autor: Sandra Vallcanera