¡Voy a comeDte!

Un lobo malo, hambriento y que habla de una forma rarísima espera en el bosque a que aparezca un delicioso bocado. Con tan mala suerte que se topa con un par de conejitos listos que le quitarán un pelo que tiene en la lengua y, sobre todo… ¡las ganas de comer carne! El primer conejo descubre que el lobo habla raro porque tiene un pelo en la lengua...

Más detalles

L-978-8492750863

Disfrútalo por

10,74 €

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!



Tiempo de entrega: 24-48h +info

Envío gratis a partir de 80 €!

Detalles del envio

Más

Un lobo malo, hambriento y que habla de una forma rarísima espera en el bosque a que aparezca un delicioso bocado. Con tan mala suerte que se topa con un par de conejitos listos que le quitarán un pelo que tiene en la lengua y, sobre todo… ¡las ganas de comer carne! El primer conejo descubre que el lobo habla raro porque tiene un pelo en la lengua. Le promete extraérselo y, con esa artimaña, escapa. Otro conejo lo engaña “enseñándole” a cazar bien. El lobo finalmente se equivoca, ataca a un oso y en su huída se da un trastazo y pierde los dientes. ¡Y se hace vegetariano! Puede parecer la típica historia del lobo malo que es escarmentado por los inocentes animalitos. Sin embargo, es un álbum muy arriesgado tanto desde el punto de vista narrativo como gráfico. Con una paleta de colores muy atractiva, tipografía que juega con los tamaños, evoca al cómic y al dibujo animado. Un libro que se atreve a “hacer hablar” mal al lobo durante toda la historia, desde el mismo título y es muy aprovechable para el juego teatral en el colegio. Los niños se divertirán mucho con la mala dicción del lobo y seguramente la frase “voy a comedte” se convertirá en la comidilla.

Ficha técnica

    Productos relacionados

    Valores Pedagógicos


    Aspectos genericos


    Razonamiento

    Imaginacion

    Afectividad

    Lenguaje

    Memoria

    Aprendizaje

    Comentarios

    No hay comentarios de clientes por ahora.