Día 21. Actividades para el cuidado de la ropa

Bloque III

Lección 1. La vida práctica 

1.5. Actividades para el cuidado de la ropa 

El cuidado de la ropa forma también parte importante del área de la vida práctica. Actividades como lavar la ropa, tenderla, plancharla y doblarla son comunes en los salones Montessori. También se suelen encontrar propuestas como limpiar zapatos.

Todas estas actividades preparan al niño para la vida y proporcionan un alto nivel de autonomía.

Como comentamos en otra lección este es uno de los motivos por los que no tienen juego simbólico. Realizando las tareas de verdad, no es necesaria la imitación con juguetes. De hecho ellos siempre prefieren objetos reales, el problema es que habitualmente no les permitimos experimentar con ellos.

Las actividades que os explico a continuación, forman parte dentro del área de la vida práctica en un salón de Casa de Niños. Se pueden adaptar al hogar perfectamente, pero tener en cuenta que se encuentran presentadas en un salón como las vais a ver en las imágenes.

Doblar servilletas

Doblar servilletas puede parecer una tarea relativamente fácil pero entraña cierto nivel de dificultad si se doblan de la forma más perfecta posible. La caja de telas para doblar está en todos los salones Montessori y es lo primero que aprenden a doblar, ya que al ser una tela cuadrada resulta más sencillo que empezar por cualquier prenda de ropa.

En la siguiente imagen podéis ver una bandeja con las 4 telas básicas que se suelen presentar.

Las 4 telas son exactamente del mismo tamaño. Tienen una o dos costuras marcadas para indicar al niño por donde la tienen que doblar.

Aquí podéis ver una presentación de este material.

Doblar calcetines

En los salones 3-6 suele haber una bandeja con varios pares de calcetines para que los niños practiquen esta actividad. Además de doblarlos también deben emparejarlos, por lo que es un doble ejercicio. Una vez que han acabado, devuelven la bandeja como se la han encontrado para que otro niño la pueda utilizar.

Podemos poner diferentes tipos de calcetines si queremos complicar la actividad, los mas sencillos de manejar para los niños son los más cortitos y los largos tendrán un poco más de dificultad.
En casa el objetivo sería doblar los calcetines para guardarlos en su cajón correspondiente.

Doblar la ropa

Otra tarea a dominar para la conquista de la autonomía es el doblado de la ropa como pantalones y camisetas que requiere una mayor habilidad que las dos anteriores. En un salón Montessori podemos encontrar propuestas como la de las siguientes imágenes. En estas fotos la ropa se la encontrarían dentro de una maleta, pero pueden practicar también con ropa que haya preparada en una cesta o en una bandeja.

Presentación maleta

Presentación bandeja

Aquí un ejemplo de como podemos preparar la ropa para una primera presentación y explicación de por donde hay que doblarla.

Lustrar zapatos

María Montessori daba mucha importancia a la limpieza tanto corporal como de la ropa y eso incluía los zapatos. Ella explicaba que los adultos somos el principal ejemplo para los niños, somos su modelo a seguir y se fijan en todo lo que hacemos hasta el mas mínimo detalle. Para ella era muy importante que un guía se presentara en el salón vestida muy elegante y ante todo muy limpia y bien peinada. La propuesta de lustrar zapatos surgió de la necesidad de hacer ver a los niños la importancia de relucir hasta en los zapatos. Por ese motivo, en los salones hay una bandeja destinada a este fin.

Además los niños suelen ir descalzos (en calcetines) o con zapatillas cómodas por el salón y otra actividad que realizan muchas veces consiste en limpiar los zapatos propios y de los compañeros para que todos se los lleven limpios de nuevo a casa.

Aquí os muestro una presentación de como lustrar zapatos, variable en función de la guía.

Planchar la ropa

Aunque parezca sorprendente esta actividad se realiza de forma real por los niños en casa de niños. Tienen planchas de verdad que se enchufan y se calientan como las que utilizamos los adultos, pero algo más pequeñas para que puedan manejarlas mejor. En muchas escuelas tienen unas planchas especiales que no se calientan tanto como para que se puedan quemar, pero si lo suficiente como para que planchen la ropa de forma que no resulte peligroso. De todas formas, como venimos comentando, si aprenden un uso correcto no tiene porque ser peligroso.

Lavar la ropa

Como no podía faltar, el lavado de la ropa también está presente en Casa de Niños, pero no con lavadora. Los niños se encargan de lavar personalmente tela por tela o prenda por prenda como se hacía antiguamente, con una tabla de lavar sobre la que frotan la tela. Esta actividad, además de gustarles mucho, proporciona la mejora de una serie de habilidades que no se darían si unicamente meten la ropa en una lavadora y aprietan el botón.

Tender la ropa

Una vez lavada la ropa tienen también en los salones tendederos para tenderla y dejarla a secar. Si recordáis, inicialmente, tienen unos tendederos pequeñitos para practicar la abertura de las pinzas y trabajar sobre la mesa con pieza de tela pequeñas.

En la siguiente imagen podéis ver una zona completa del cuidado de la ropa con todo lo necesario para realizar este trabajo, todo adaptado a su altura.

Descárgate aquí la lección en PDF de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *