Día 23. Actividades para la higiene corporal

Bloque III

1. La vida práctica

1.7 Actividades para la higiene corporal 

Ya hemos visto la importancia que se da en un salón Montessori al cuidado de uno mismo. El trabajo de la higiene corporal tiene una gran importancia desde edades bien tempranas. María Montessori, como médico que era, vio la importancia de transmitir a los niños la necesidad de mantener una correcta higiene para evitar enfermedades y para tener una buena imagen.

Con estos ejercicios, el niño aprende a conocer mejor su cuerpo. También se hace más independiente y desarrolla su autoestima al no necesitar tanto la ayuda del adulto. Por otro lado aprende a responder a las necesidades de su cuerpo.

Habitualmente no solemos dar a estas actividades la importancia que se merecen y la importancia que tienen. Los adultos solemos buscar que los niños aprendan a leer, escribir, sumar, etc. pero restamos importancia a este tipo de actividades que son la base antes depasar a otro aprendizaje.

“El periodo más importante de la vida, no es el de los años de la Universidad; si no el periodo desde el nacimiento hasta los seis años. Este es el periodo en el que la inteligencia del hombre o la mujer sufre su mayor transformación, se forma” María Montessori.

Limpieza de la nariz

La actividad de aprender a limpiarse la nariz tiene su importancia en el área de la vida práctica. Forma parte también de la sub área de las normas de gracia y cortesía.

Un día, María Montessori fue a ver a los niños y surgió una lección inusual sobre la manera de sonarse la nariz. Después de explicar la forma en que no se debe hacer, ella les mostró cómo hacerlo de la forma más educada posible y con el menor ruido posible. Sacó el pañuelo discretamente para que la acción pasara desapercibida y se limpió la nariz con delicadeza y en silencio. Los niños siguieron su demostración con interés en absoluto silencio, asombrados. Cuando finalizó la lección todos los niños irrumpieron en un estallido de aplausos emocionados.

“como cuando en un teatro una gran actriz evoca una ovación .” ella dijo después.

María Montessori estaba completamente sorprendida por esta repentina demostración de emoción, hasta que se dio cuenta del enorme significado. Mantener la nariz limpia era algo de gran importancia para ellos ya que sufrían constantemente humillación por estar sucios y nunca nadie se había parado a mostrarles en silencio y con calma cómo hacerlo, sin atacarlos o criticarlos al mismo tiempo.

Un recurso interesante puede ser montar una zona para esta actividad.

Lo ideal es proporcionar un espejo para que los niños puedan verse a sí mismos, de esa forma pueden tomarse unos minutos en observarse. Junto al espejo hay que poner un paquete de pañuelos y al lado o bien una papelera para tirar los pañuelos o bien al lado de los pañuelos un pequeño recipiente para que los tire allí.

Cuidado del cabello

Otra actividad importante es el cuidado del cabello.

Podemos mostrar el propósito de los diferentes tipos de peines y cepillos, en función del pelo de cada niño (largo o corto). Se puede presentar cada artículo, y mostrarles cuándo utilizar cada uno de ellos (el peine para el cabello mojado, cepillo duro para desenredar y el cepillo de jabalí para el acabado). Lo ideal es tener un lugar adecuado para poder peinarse con comodidad y sea solo o en pareja.

Lavado de dientes

El lavado de los dientes también se contempla desde el área de la vida práctica. Podemos mostrarle inicialmente de forma externa el cepillado de los dientes con una boca de plástico para este fin.

Para el cepillado de los dientes también es importante adecuar una zona con un espejo, que podría ser la misma que la del cepillado o lavado de manos, para que puedan mirarse mientras se los lavan y observar sus propios movimientos.

En los salones Montessori suele haber una bandeja preparada con una boca donde practican todos los movimientos y posteriormente pasan a lavar sus propios dientes.

Lavado de manos

Esta es una de las actividades más conocidas y más importantes de Montessori en elapartado de la higiene.

En salón Montessori los niños no reciben la presentación de lavarse las manos en el grifo como es habitual. Lo hacen en un stand como el de la imagen y lleva consigo todo un ritual que implica mucho más que lavarse las manos.

Para esta actividad hace falta una palangana de cerámica a ser posible, una jarra, un cubo, una jabonera con jabón y otra con un cepillo para las uñas, crema de manos (opcional), toalla, un paño de secar y delantal.

Esta presentación se da pie en una mesa. Invitamos al niño a observar y nos ponemos un delantal. A continuación os dejo un vídeo de una presentación.

Es una presentación que se realiza a partir de los 3 años de forma completa. Un poco antes podemos mostrar la parte del lavado de manos sin el cepillado de las uñas que requiere mucha más atención y habilidad.

En el salón Montessori es importante explicar al niño que debe lavarse las manos siempre antes de comer y además después de realizar actividades como el pulido de zapatos o de metales o de trabajar por “ejemplo” con pinturas.

El cuidado de un bebé

El cuidado de un bebé es una propuesta que podemos encontrar en casa de niños para transmitir a los la importancia de la higiene, al mismo tiempo que la importancia del cui dado de un ser vivo, en este caso de un bebé.

Sabéis que en Montessori no tienen juguetes, pues bien, una muñeca o un muñeco es el único juguete que tienen, con un par de excepciones más que veremos en lengua. El motivo no es más que el que para practicar los cuidados de un bebé no podemos tener un bebé de verdad en el aula, así que con un muñeco pueden practicar los diferentes cuidados que necesita un bebé.

Debemos mostrar todos los pasos que requiere el baño de un bebé empezando por enjabonar cuidadosamente y seguidamente aclarar vertiendo agua con una jarrita o con una esponja.

Tras el baño es importantísimo tapar bien al bebé para secarle y hacerlo con mucha ternura ya que un bebé necesita recibir mucho cariño.

Le ponemos crema en el cuerpo y el pañal. A continuación lo vestimos con mucha delicadeza.

Cuidar a un ser vivo y especialmente a un bebé, es toda una experiencia para el desarrollo y para a la vida.

Descárgate aquí la lección en pdf de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *