Día 3. Planos del desarrollo

Lección 3. Planos del desarrollo

María Montessori observó que el niño pasa de la infancia a la adultez a través de 4 períodos evolutivos a los que llamó “Planos del desarrollo”. Cada período presenta características radicalmente distintas de los otros, pero constituye los fundamentos del período sucesivo. Si un plano o periodo no se satisface, se seguirá arrastrando para toda la vida.

“Así como la oruga y la mariposa son muy distintas en su aspecto y sus manifestaciones y, sin embargo la belleza de la mariposa es consecuencia de su vida en el estado de oruga, y no puede provenir de la imitación del ejemplo de otra mariposa, para construir el futuro es necesario vigilar el presente. Cuanto más cuidamos las necesidades de un período, mayor éxito tendrá el período siguiente” La Mente Absorbente, María Montessori.

En el esquema anterior cada plano del desarrollo está representado con un triángulo que descansa sobre una línea que representa la línea de la vida. Cada triángulo encierra las características del desarrollo humano correspondientes a cada etapa. Están divididos en periodos de seis años, y a su vez éstos fueron divididos en sub-periodos de tres años.

María Montessori identificó a las etapas de la infancia y la adolescencia, como las etapas más críticas e intensas y en las que se producen más cambios tanto físicos como psíquicos (triángulos rojos). De manera contraria, consideró a la etapa de la niñez y a la juventud, como las etapas más serenas y menos problemáticas (triángulos azules). Para hacer esta clasificación de etapas, Montessori se basó en el hecho de que las personas presentan diferentes manifestaciones en los diferentes periodos del desarrollo. Esta teoría la propuso en su conferencia del Congreso Montessori de Edimburgo en 1938 y en otra ponencia en Londres en 1939. Explicó que estos cambios en los humanos, son parecidos al fenómeno de la metamorfosis en los insectos y aunque en las personas dichos cambios no son tan obvios, el proceso es similar.

Para ampliar un poco más de información podéis ver el pdf “Planos de desarrollo-Las estaciones de la vida-Camilo Grazzini ”. Un documento muy interesante que podéis encontrar en internet, os lo dejo aquí para que no tengáis que buscarlo. Descarga el documento aquí

Camilo Grazzini: aprendiz de Mario Montessori y miembro del comité de pedagogía y materiales de la AMI.

Primer plano del desarrollo 

La mente absorbente

El primer Plano del Desarrollo empieza con el nacimiento y se prolonga hasta los 6 años. Está caracterizado por la mente absorbente del niño, la cual toma o absorbe todo los aspectos, buenos y malos, del ambiente que lo rodea.

A diferencia del adulto que adquiere conocimientos desde la inteligencia, la mente absorbente permite al niño aprender aún cuando no tiene la voluntad necesaria para ello (de forma inconsciente).

Montessori lo describe como la fase para sentar las bases de la personalidad y lo divide en dos sub-etapas: la primera de 0 a 3 años y la segunda de 3 a 6 años. Todo este plano de desarrollo va desde un estado inconsciente a uno con mayor conciencia; de no poder desplazarse a caminar, de no comunicarse a hablar, de ser totalmente dependiente a poder hacer cosas por sí mismo.

La base del conocimiento en este periodo se da de forma sensorial, es decir, a través de los sentidos. Es una tapa intensa en la que el niño desprende energía desde todos los ámbitos. Es un explorador nato.

Nunca volverá a darse en toda la vida una etapa de desarrollo y crecimiento de tal intensidad.

*ACTIVIDAD PARA TRATAR EN GRUPO* Os dejo una pequeña reflexión sobre este plano de desarrollo que quizá os pueda servir desde ahora. Os invito a pensar en todo lo que aprende un niño desde que nace hasta los 6 años y a continuación la cantidad de cosas que les exigimos en esta misma etapa. Muchas cosas las haremos de forma inconsciente porque seguimos el ritmo de la sociedad y las tenemos integradas como normales, pero vamos a hacer una actividad de reflexión en el grupo y veremos cuantas cosas podemos hacer para que este plano de desarrollo se viva con un gran respeto y sobre todo se disfrute como un periodo maravilloso que es.

Segundo plano de desarrollo

La mente razonadora

El segundo plano de desarrollo va de los 6 a los 12 años. Es un periodo tranquilo de crecimiento uniforme. El niño empieza una etapa de razonamiento, de gran imaginación y de mucho interés por conocer sobre el mundo en general. Desarrolla el pensamiento abstracto. En esta etapa el niño explora la moralidad y construye una sociedad organizada; está hambriento de cultura, tiene un enorme interés por el funcionamiento interno de todas las cosas en el universo, por lo que la educación cósmica es la respuesta a las necesidades de esta etapa.

Están interesados en la justicia, preocupados de lo que es correcto, de lo que debe ser, por lo que surge la necesidad de que existan congruencia y consistencia por parte del adulto que interactúa con el niño para que este pueda confiar en él.

*ACTIVIDAD PARA TRATAR EN GRUPO* Vamos a analizar más en detalle este plano del desarrollo. Hablaremos especialmente del tema de la imaginación y de la justicia.
Pensad que cuentos explicáis a los niños tanto en etpa como en la anterior y con esta actividad veremos que se recomienda desde el punto de vista Montessori.
Por otro lado pararos a pensar también en situaciones en la que lo niños puedan sentir injusticia y como actuamos los adultos para solucionarlo.

Tercer plano de desarrollo

La mente humanística

Se caracteriza por ser una etapa de grandes transformaciones, tanto físicas como

psicológicas.

• Cambios físicos: el adolescente entra a la pubertad, con transformaciones en su cuerpo y su fisiología (liberación de hormonas).

• Cambios psicológicos: se trata de una etapa de transición entre la vida de familia y la integración a la sociedad, por lo que se da la creación de la personalidad social.

En este tercer plano de desarrollo, de los 12 a 18 años, el adolescente presenta una mente humanística deseosa de entender la humanidad y de descubrir la contribución que él mismo puede hacer a la sociedad. Es una etapa de renacimiento social en sus inicios ya que sus cuerpos cambian, hay necesidad de estar con otros, de enamorarse, de soñar el futuro, de reflexionar. Es la etapa de las militancias y la vocación. Es el tiempo de estar en contacto con la vida real, con la tierra, con la economía. Un período importante y a la vez complejo.

Foto de Omni Montessori School

María Montessori hizo hincapié en la inestabilidad psicológica y las dificultades para la concentración a esta edad. Los adolescentes necesitan que los adultos los acompañen codo a codo. Necesitan que se los valore; es la etapa de la valorización de su personalidad, por ellos mismos y por los que los rodean.

*ACTIVIDAD PARA TRATAR EN GRUPO* Vamos a hablar sobre este plano del desarrollo analizando la adolescencia y veremos la gran necesidad de lLevar a cabo un cambio radical en nuestra forma de mirar y acompañar esta etapa.
Si tenéis hijos adolescentes o familiares ¿como son tratados por la sociedad? ¿os suena “la edad del pavo”? Vamos a quitar esta horrorosa etiqueta a la adolescencia y a aprender a tener otra mirada para nuestros adolescentes.

Cuarto plano del desarrollo

La mente especialista

En el cuarto plano de desarrollo, de 18 a 24 años los jóvenes se prepararan para ingresar al mundo adulto, estudiando, trabajando, formando familia, para luego aportar a la vida con los talentos personales que han descubierto y que les permitirán colaborar con otros seres humanos y con el planeta.

María Montessori creía firmemente en que los jóvenes que provenían de un sistema Montessori, estaban preparados para llevar adelante el estudio de la cultura de las ciencias de modo que pudieran influir en el liderazgo de la civilización.

En esta etapa se completa el desarrollo físico y se da el desarrollo de la personalidad social, donde el joven adulto adquiere la fuerza espiritual e independencia para llevar a cabo su misión personal en la vida.

El bulbo y los planos de desarrollo

Aquí podemos ver un esquema desarrollado por M. Montessori

En el Diagrama del Bulbo, María Montessori nos da una imagen orgánica del proceso de crecimiento de la vida. Compara el desarrollo del ser humano a “una fuente que está escondida en la oscuridad y emerge a la luz”. Como excelente compiladora de ideas, fundamenta el esquema del bulbo comparando el desarrollo del ser humano con el desarrollo de los bulbos de las plantas, las cuales dependen fundamentalmente de todo lo que se “guarda” desde un inicio; ya que dichas plantas pueden perecer en el invierno y permanecer en vida latente hasta el momento propicio para volver a la vida, ya que la vida misma está contenida en “El BULBO”

La infancia y la adolescencia son periodos creativos, pero de los dos, la infancia es más importante, por lo que se representa con un bulbo de mayor tamaño. La niñez y la madurez son fases calmadas de crecimiento uniforme, solo que la primera se eleva mientras que la segunda se muestra horizontal.

En este link podréis ver una presentación donde se explica de una forma muy sencilla este esquema del bulbo.

Descárgate aquí la lección en pdf de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *