Día 33. Cilindros de sonido

Bloque IV

4. Área de sensorial

Lección 4.11 Cilindros de sonido

Los cilindros de sonido forman parte del grupo de materiales que María Montessori diseñó para trabajar cada sentido de forma específica, en este caso el oído.

Este material está formado por dos cajas que contienen 6 cilindros cada una. Una de las cajas tiene la tapa roja y en su interior alberga 6 cilindros con la parte superior roja . La otra caja tiene la tapa azul y en su interior alberga 6 cilindros con la parte superior azul. Cada cilindro tiene una pequeña cantidad de algún material en el interior y cada uno de ellos tiene su homólogo de idéntico sonido en la caja contraria, de forma que hay 6 parejas de sonidos diferentes. Los sonidos que éstos producen cuando el niño los sacude varían en intensidad, de suave a fuerte.

Esta actividad se recomienda alrededor de los 3 y medio o 4 años.

Objetivos

María Montessori diseñó este material para ayudar al niño a distinguir diferentes intensidades de sonido, trabajar el refinamiento del oído y matizar el sentido auditivo.

En este material como en los demás de sensorial, podemos ver que todos los cilindros son exactamente iguales y lo único que varía en ellos es el sonido, de forma que queda aislada esa cualidad y ayuda al niño a una mayor concentración.

Presentación 1

Material necesario:

✓ Una alfombra.

✓ Cilindros de sonido.

Presentación

A continuación os explico una de las presentaciones conocidas, pero este es de los materiales que he visto presentar de diferentes formas que después comentaré.

✓ Colocamos las dos cajas sobre la alfombra, abrimos la tapa de ambas y las colocamos una a cada lado de su caja correspondiente.

✓ Sacamos un cilindro de color rojo y lo cogemos con los dedos índice y corazón por la parte superior y el pulgar por la inferior (a un niño de 4-5 años a penas les llegan los dedos).

✓ Colocamos el resto de la mano en forma de arco a modo de caja de resonancia.

✓ Acercamos el cilindro al oído derecho y lo agitamos con 3 golpes secos.

✓ Repetimos la misma operación en el oído izquierdo.

✓ Dejamos el cilindro delante nuestro en la alfombra.

✓ Cogemos otro cilindro de la caja azul para buscar su pareja.

✓ Realizamos los mismos movimientos que antes para interiorizar el sonido. Si creemos que es la pareja del primer rojo que hemos sacado los ponemos juntos en un lado de la alfombra, si no, dejamos el cilindro azul sobre la tapa y seguimos buscando.

✓ Repetimos el procedimiento para los otros dos cilindros hasta que los tengamos todos emparejados.

Comprobamos si hemos acertado con el control de error que está en la base de los cilindros.

Aqui podéis ver una presentación con cilindros DIY.


En este blog podéis conocer otra forma diferente de presentarlos.

Algunas guías, lo que hacen al presentarlo, es mezclar todos los cilindros en la alfombra y a continuación ir haciendo parejas.

Como véis hay muchas formas de presentar este material y desde mi punto de vista todas son válidas.

Aprovecho algo que sucedió en casa al trabajar con este material con mi hijo de 5 años y lo comentamos en el grupo ¿lo permitiríais?

Nomenclatura

Nomenclatura general

Fuerte, suave.

Comparativos y superlativos: el más fuerte, el más suave…

Propuesta de actividad en grupo

Repartimos un cilindro a cada niño y los invitamos a sentarse en semicírculo o bien en 2 grupos uno frente a otro. Un grupo tendría los cilindros rojos y otro los azules.

La actividad consiste en hacer sonar uno por uno los cilindros e intentar encontrar a nuestra pareja. Una vez que cada niño haya hecho sonar su cilindro deben levantarse e ir a buscarse. Cuando se encuentren comprueban el sonido de cerca antes de mirar el control de error. Si creen que han acertado pueden mirar la base del cilindro, si no siguen buscando a su pareja hasta que la encuentren.

Cilindros de sonido DIY

En este post tienes muchas ideas.

Descárgate aquí la lección en PDF de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *