Día 75. Tipo de letra

Bloque VI

Lección 6. Área de lenguaje

6.3. Tipos de letra

El tema de hoy es cortito, pero merece la pena pararse un poco antes de empezar a trabajar con las letras de lija y el alfabeto y que hay un gran debate sobre lo que vamos a plantear. ¿Cómo empezamos a trabajar la lecto-escritura? ¿Mayúscula o minúscula? Y una vez entramos en la minúscula ¿imprenta o cursiva/ligada?

 

 

 

¿Mayúscula o minúscula?

Voy a empezar hablando sobre la elección que hacen las escuelas en el momento de empezar con la lecto-escritura. En España actualmente es habitual iniciar la lectoscritura desde los 3 años cada vez con más frecuencia y lo más común es que se haga en letra mayúscula. Se suele empezar por este tipo de letra por la tendencia a pensar que será más fácil para ellos.

En Montessori se empieza siempre por la letra minúscula ya que es la letra con la que van a escribir a diario. Las mayúsculas solo se utilizan para el inicio de frase o para los nombres propios, así que carece de sentido, desde el punto de vista Montessori, hacer que los niños pasen dos o tres años escribiendo todo en mayúsculas para luego encontrarse de repente que a los 5 años en algunos casos o al inicio de la primaria, tienen que empezar con las minúsculas porque alguien decide “que ya son mayores” para mayúsculas.

Hay que valorar también el tema de la necesidad que ha surgido en España de hacer escribir y si es posible leer cada vez a edades más tempranas, cuando ni tan solo es obligatoria la escolarización hasta los 6 años. Así, un niño debería poder llegar a primaria sin saber leer ni escribir y no tener problemas, pero esa no es la realidad. Es cierto que muchos niños tienen su periodo sensible antes de los 6, pero no todos, así que eso debería ser respetado. En los salones Montessori, encontramos en 3-6 el área de lengua con todos los materiales necesarios para la lecto-escritura, pero están como propuesta y se presentan en el momento en el que el niño está preparado.

Es cierto que con toda la fase previa del trabajo de la vida práctica y sensorial, los niños suelen tener mejor base ya que han realizado muchos trabajos como hemos visto que les han preparado indirectamente para la lecto-escritura.  Así, que la mayoría de niños entran el taller sabiendo leer y escribir porque han trabajado el lenguaje de forma sensorial como veremos en las próximas lecciones. Tocan las letras y las guardan en su memoria muscular, interiorizan las palabras de forma sensorial y de ese modo resulta más sencillo y no supone un esfuerzo.

En la escuela tradicional se intenta que escriban lo antes posible y ese es uno de los motivos que hace que primero se enseñen las mayúsculas. Como siempre digo, vivimos en la sociedad del “todo para ya”, cuanto antes mejor. Lo peor no es eso, si no que la forma en la que se enseña es totalmente abstracta, directamente sobre el papel, cuando vimos que el pensamiento abstracto se inicia con el segundo plano de desarrollo hacia los 6 años. En Montessori es preferible ir más despacio y que se de cuando llegue el momento.

Este es un tema de gran debate que podemos tratar en el grupo. Lo que si hay consenso en este tema en en empezar directamente con minúsculas y poco después mostrar las mayúsculas explicando cual es su uso.

 

¿Letra cursiva o imprenta?

En cuanto al tema de utilizar cursiva o imprenta cuando trabajamos en minúscula ya no hay un acuerdo tan claro. María Montessori era partidaria de trabajar con letra cursiva (que tiene ese nombre porque además de ligada está inclinada), en consecuencia desde AMI defienden también la importancia de la letra cursiva, pero no es toda la comunidad Montessori que la defiende y hay muchas guías que no utilizan ese tipo de letra y ofrecen directamente la imprenta.

Es difícil ponerse de parte de una u otra y es un tema que hay que decidir a nivel familiar o de centro ya que hay pros y contras de los dos tipos de letras. Lo que si es cierto es que en la actualidad la mayoría de libros están en letra de imprenta y los que encontramos en cursiva son libros que las editoriales han editado expresamente para los niños. Los móviles, ordenadores, tablets, prensa, revistas, etc. todo está en imprenta. A partir de aquí la decisión no resulta sencilla ¿la debatimos?

La verdad es que María Montessori no ideó un método concreto y estricto para  enseñar a leer y escribir porque defendía que es algo que está en el ambiente y que teniendo los estímulos a su alcance, los niños pueden llegar a leer y a escribir solos con bastante facilidad, eso sí, cuando les llegue el momento.

Este es uno de los libros que hay sobre el tema y no esta escrito directamente por ella, pero si se basa en el método. Es muy recomendable.

Aquí podéis encontrar este libro.

 

A continuación os dejo algunos links para que podáis tener una visión más amplia y valorar el tema.

Aquí os dejo un link que habla sobre la cursiva.

Aquí os dejo otro.

Aquí podéis leer sobre cursiva versus imprenta.

Aquí os dejo dos más.

En este link se habla de cursiva, imprenta y emociones.

Descárgate aquí la lección en PDF de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *