Día 79. Serie blanca

Bloque VI

Lección 6. Área de lenguaje

Introducción

Uno de los aspectos que maravillaron al mundo en la época de María Montessori, fue el hecho de contar en sus ambientes con niños de 4 y 5 años de edad que leían con fluidez además de con gran comprensión. Si bien es cierto que no pasa nada si no leen hasta más adelante, el ambiente preparado ofrece a los niños una serie de propuestas, que favorecen este tipo de aprendizaje sin apenas esfuerzo y con relativa facilidad.   A lo largo del proceso, ya desde la vida práctica, el acceso a la lectura se ajusta a las necesidades de cada niño de forma individual. Todo parte de la maravillosa tarea de la preparación indirecta y directa, todo esta preparado desde el principio aislando todos los pasos de una tarea difícil, pasando de lo concreto a lo abstracto, de forma que casi parece magia cuando todo queda unido y de repente leen.

 

Objetivos

La lectura realmente se reduce a algunas claves importantes:

Fonética son los sonidos asignados a cada letra individual (“a” suena como la “/a/”) .

Palabras sencillas.

Fonogramas; son letras o combinaciones de letras que representan un sonido distinto de su sonido fonético (“qui” en quiero).

Letras dobles; dos letras que al unirse hacen un solo sonido (“ch” en champiñón).

Palabras difíciles; se refiere a esas palabras “molestas” que no siguen ninguna regla y deben ser memorizadas con el fin de leer, por ejemplo zanahoria.

El éxito de la lectura en Montessori se debe al aislamiento de estos desafíos en la lectura. Se hace una progresión desde los fonemas pasando por palabras más sencillas hasta las más difíciles.  Para trabajar esta progresión, en las próximas lecciones vamos a trabajar dividiendo los pasos por colores y cada color va a servir para identificar los diferentes niveles de dificultad. Tenemos las series; blanca, rosa, azul y verde. Hoy vamos a empezar por la serie blanca.

Dejo como comentario que no todas las guías utilizan esta clasificación para trabajar el lenguaje, pero si una gran parte de ellas.

6.8. Serie blanca

La serie blanca es la que se utiliza para trabajar el sonido inicial de las palabras. Hay muchas formas de aumentar la conciencia fonológica. La caja de los sonidos es una de las más utilizadas en Montessori actualmente,  aunque no fue algo creado como tal por María Montessori.


Caja de sonidos

La  caja  de  los  sonidos  es  una  caja,  habitualmente  una  caja  de  herramientas  (de  las  de guardar tornillos), en la que cada cajón va a estar destinado a una letra del alfabeto. En su interior podemos encontrar objetos en miniatura cuyo nombre empieza por el sonido del cajón en el que va colocado.

 

 

Esta actividad se recomienda a partir de los 4 años.

 

Objetivos

Al igual que con las letras de lija

✓ Crear conciencia fonológica.

✓ Ayudar a interiorizar el sonido con el fonema.

✓ Introducir al niño de forma sensorial en el mundo de la lectura.

Presentación

Material necesario:

✓ Caja de sonidos con miniaturas.

✓ Alfabeto móvil o similar.

 

Presentación

 

Como ya hemos presentado los fonemas con las letras de lija y los hemos repasado con el alfabeto móvil y otras actividades, la caja de sonidos no requiere de una presentación especial. Únicamente explicamos que en cada cajón podremos encontrar diferentes objetos que empiezan por la letra que está escrita en cada cajón.

A la hora de trabajar con la caja de sonidos no es necesario hacerla en orden alfabético, cada uno tiene que valorar cómo hacerlo en función de cada niño. Se puede empezar por las vocales y después con las consonantes más sencillas de discriminar auditivamente, o bien ir alternando vocales y consonantes. También podemos dejar que sea el propio niño el que decida qué cajones quiere explorar.

A continuación veremos algunos aspectos a tener en cuenta en el momento de preparar la caja.

Por ejemplo vemos que hay en el cajón de la “a”.  Buscamos la letra correspondiente del alfabeto móvil y la colocamos en la alfombra. A continuación sacamos los objetos uno a uno y los nombramos en voz alta remarcando el sonido inicial.

Sacamos la almendra y decimos “/a/” aaaaaaaaaalmendra, y la colocamos junto a la letra. Sacamos el anillo y decimos “/a/” aaaaaaanillo y lo colocamos junto a la letra.

Hacemos lo mismo con el resto de cajones. No hay que hacerlos todos en un día.

 

Aspectos a tener en cuenta :

 

Es preferible poner objetos en volumen a imágenes. Para ellos siempre es más fácil realizar asociaciones con cosas que pueden tocar y manipular. Para encontrar miniaturas van muy bien los objetos de playmobil, las miniaturas de Safari y algunos detalles de los huevos Kinder entre otras.

Código de color: podemos mantener el código de color del alfabeto y poner el la caja las vocales en azul y las consonantes en rojo. En la foto que os muestro también aparecen en verde al final las letras dobles, que juntas emiten un solo sonido. En castellano son la “ll” y la “ch”. Sólo son estas dos porque con esta caja vamos a trabajar el sonido inicial y la “rr” nunca aparece al inicio. Son de color verde porque las letras dobles de lija son verdes.

En otros idiomas si es posible que haya más letras dobles y que otras de las que aparecen en la caja del ejemplo no se usen. Hay que adaptarla a cada idioma.

 

La h; algunas guías no ponen la “h” porque dicen que al no sonar no debe aparecer en la caja de sonidos. En cambio otras opinan que es una letra que se encuentra en el alfabeto y que tiene que tener un cajón para mostrar que no suena. En caso de ponerse se puede dejar el cajón vacío para que cuando lo abran no haya nada y enfatizar que es una letra que no tiene sonido, aunque esta opción no la sigue todo el mundo.

Letras que pueden tener dos sonidos. Por ejemplo la letra “c” puede sonar “/z/” como en cerilla o puede sonar “/k/” como en caramelo.

 

En este caso también surge un debate entre como mostrar estos sonidos. En la caja que os muestro, en el cajón de la “c” hay objetos para los dos sonidos para que vean que esa letra a veces suena de una manera y a veces de otra.

Otra opción es separar los dos sonidos y poder dos “c” una para cada sonido, pero esta es la menos común. Una tercera opción es hacer la caja fonética agrupando las letras por sonidos.

Objetos que no confundan: Hay que intentar poner miniaturas de objetos que no les resulte difícil clasificar. Por ejemplo una miniatura de la tierra podría ser tierra, planeta, bola del mundo… en un caso así estará bien en cualquier cajón de los tres y no habría que corregirlo.

✓ Poner dos tipos de letra. Hay personas que deciden poner tanto mayúscula como minúscula en el mismo cajón. Yo personalmente tengo solo un tipo de letra para simplificarlo.

 

Como veis tomar la decisión de como hacer puede resultar tan difícil como decidir entre cursiva o imprenta.

Al final de la lección podéis encontrar un imprimible para poner las letras en vuestra caja de sonidos. En caso de trabajar con cursiva se trabajaría igual.

Links con más ideas

Aquí un ejemplo de clasificación por el sonido inicial.

Aquí una idea para clasificar en una caja en lugar de en cajones.

Aquí tenéis una versión que en lugar de objetos tiene dentro de los cajones letras de diferentes tipos.

Esta idea de ponerlo en bolsitas también es genial.
 

Extensiones

Otra forma de trabajar con la caja de sonidos y que les suele gustar mucho podría ser mezclar todos los objetos en una cesta y repartirlos en su cajón correspondiente, o bien preparar pequeños tapetes con una letra del alfabeto y repartir cada objeto en su mini-tapete

Otras actividades para trabajar el sonido inicial de las palabras podrían ser las que se ven en este link. El trabajo con pinzas también da muy buenos resultados.

Juegos como el veo veo; “veo una cosa que empieza por la letra…. “/m/”” son también un excelente recurso.

 

Nomenclatura

Sonidos y nombres de los objetos.

 

Caja de sonidos DIY

Este ya es un material DIY en sí mismo.

Material imprimible

Caja de sonidos letra imprenta

Caja de sonidos letra escolar

Caja de sonidos letra mayúscula

Descárgate aquí la lección en PDF de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *