Día 13. Montessori en casa II. Comedor y baño

Lección 8. Montessori en casa

8.2. El comedor

EL comedor es el lugar de la casa donde las familias pasamos más tiempo juntas, un lugar para compartir largos ratos de juego, descanso, lectura y conversaciones. Es también el lugar en que habitualmente pasamos grandes momentos con nuestros invitados. Suele ser la parte de la casa en la que más tiempo invertimos y por lo tanto debe ser un espacio acogedor y al mismo tiempo funcional y práctico tanto para nosotros como para los niños.

Como todos los espacios de la casa, el comedor también puede y debe adaptarse a las necesidades de los más pequeños para fomentar su independencia.

Una de las zonas del comedor donde a todos nos encanta pasar tiempo es en el sofá, bien para leer, para ver la tele, para hablar en familia o para “no hacer nada” A continuación podéis ver algún ejemplo de sofá para los niños que pueden adaptarse perfectamente en un rinconcito del comedor. Pueden estar o bien junto a un rincón de lectura o uno de juego.

Otra zona interesante de adaptar puede ser un rincón de lectura que sea bonito y agradable para que se sientan cómodos y relajados en sus inicios en la lectura. Hay mil ideas que pueden surgir en función del espacio y del presupuesto, lo importante es buscar siempre la belleza, que no tiene por que ser cara y la funcionalidad (sobre todo adaptado a ellos).

Yo recomiendo poner pequeños rincones de lectura en diferentes zonas de la casa. Además de en el comedor, podemos tener algún rincón con cuentos para antes de ir a dormir en la habitación, un stand pequeñito en el baño por si lo necesitan (muchos adultos leen en el baño), puede haber algún riconcito en la cocina, o en las estancias que cada familia crea oportuno.

Es importante también que adaptemos una zona de juego, ya que , como todos sabemos, ellos siempre quieren estar donde estamos los adultos y habitualmente la mayoría de niños acaban jugando en el comedor. Como es algo inevitable, la mejor opción es poner alguna zona que pueda cubrir esta necesidad, aunque después tenga una habitación de juegos.

Un espacio para dibujar, pintar, crear o escribir también puede tener lugar en el comedor de casa.

Para los bebés también podemos adaptar pequeños espacios para ofrecerles todo lo que necesitan en la misma linea de lo que vimos en la habitación pero en el comedor, ya que querrán pasar tiempo cerca de nosotros.

Y la zona del comedor por excelencia es la mesa en la que nos sentamos a comer varias veces al día. Esta parte es sumamente importante ya que contra más adaptado esté más relajada será la hora de la comida para ellos y más favoreceremos que la alimentación, que es un tema delicado para muchas familias, se de de forma natural y que sea lo más autónoma posible por parte del niño.

Para empezar debemos pensar el la mesa y la silla en la que se sentarán. Hay familias que optan por poner una mesa pequeñita con una silla y otras que prefieren poner una silla evolutiva junto a la mesa de los adultos. Las dos opciones tienen su pro y su contra.
La primera favorece que los niños puedan sentarse do forma totalmente autónoma e incluso poner la mesa aunque sean muy pequeños, pero comerán solos sin compartir el momento de la comida con los adultos. La segunda opción permite que la comida se de en familia alrededor de la misma mesa, pero dependiendo de la edad necesitaran ayuda para subir a la silla y les resultará difícil poner la mesa. Cada familia decide en función de sus prioridades.

Aquí una imagen de la opción de silla evolutiva junto a la esa de los adultos.

Y aquí una de mesa adaptada a su altura por completo.

Cualquier rincón es válido en un comedor Montessori siempre que se cumplan las premisas que permitan que el niño pueda moverse de forma libre e independiente sin correr ningún peligro fomentando su autonomía y proporcionando un ambiente agradable que transmita orden y tranquilidad.

En el pdf descargable de la lección os muestro más ejemplos de cada apartado comentado anteriormente.

Descárgate aquí la lección en pdf de este tema

8.3. El baño

El baño, como otros ambientes de la casa, también es ideal para fomentar la autonomía del niño. Se trata de preparar un ambiente seguro y adaptado a su medida, en el que el niño pueda realizar todas las acciones que puedan tener lugar en ese espacio de forma fácil, cómoda y segura; lavarse los dientes, bañarse, cepillarse el pelo, hacer pipí …

No se trata de pretender que lo hagan todo completamente solos lo antes posible, pero si de facilitarles el espacio para que poco a poco puedan ser autónomos.

El baño es un lugar que necesita de ciertas rutinas que ayudarán a los niños a interiorizar mejor cada paso. Lavarse las manos antes de comer, ducharse antes de acostarse, lavarse los dientes después de comer, etc. son cosas que hacemos a diario y que en forma de rutina pueden aprender con facilidad. Es importante no ser demasiado estrictos y pretender que todo suceda exactamente cada día a la misma hora, puede haber cierta flexibilidad ya que en el día a día pueden aparecer muchos imprevistos que no nos permiten llevar una rutina a rajatabla.

Para que los niños puedan adquirir esas rutinas, es importante que nos vean hacerlo a nosotros. Si nos ven y los hacemos delante de ellos verán que es importante y la imitación surgirá de forma natural.

Con esta pequeña introducción vamos a ver que partes del baño debemos tener en cuenta para facilitar esta conquista de la autonomía.

El lavamanos

Habitualmente el baño está pensado para adultos y los niños no llegan a lavarse las manos. Ante esta situación tenemos dos opciones, adaptar el espacio para que lleguen o utilizar el bidet . Para ellos quizá la mejor opción es la segunda, pero no en todos los baños tenemos bidet, así que os dejo unas imágenes de las dos opciones.

Es recomendable poner un espejo a su altura y un mueblecito para poner sus cosas al lado.

Si no tenemos bidet podemos seguir ideas como estas y montar un stand especial para ellos como este.

Otra opción es adaptar el espacio para que puedan llegar a la pica utilizando alguna banqueta.

Si una vez subidos no llegan al grifo, hay alternativas como las del la imagen que son geniales para que puedan abrir el grifo solos y llegar al chorro de agua.

Otra alternativa a la banqueta y al bidet sería poner un lavamanos adaptado como las de las imágenes.

Este es un ejemplo de stand de lavarse las manos típico en Montessori, con todos los pasos desglosados. En este stand nos lavamos las manos de izquierda a derecha, en el sentido de la escritura. Después nos secamos las manos y tendemos la toalla. En la parte deabajo vemos unos cestos para poner la ropa sucia y llevarla a lavar cuando sea necesario.

La ducha

En la ducha o bañera lo principal a tener en cuenta es que puedan entrar y salir solos. En caso de tener bañera, sería recomendable utilizar una banqueta a modo de escalón para facilitarlo.

Para cuando ya puedan hace lo solos, debemos dejar a su alcance la esponja y los botes de jabón de fácil apertura o con dosificador para que puedan realizar ellos mismos todo el proceso.

Aquí os dejo un ejemplo de bañera adaptada para jugar con el agua.

Una vez finalizado el baño y tras el rato de juego (en caso de que lo haya) llega el momento de secarse y vestirse.Todo un trabajo de autonomía y tarea nada fácil para los más pequeños.

Lo mejor para empezar es proporcionales ropa sencilla de poner donde al principio no deban preocuparse ni de botones ni de cremalleras o velcros.

Suele ser muy útil poner una sillita pequeña para que desde la posiciónón de sentados puedan ponerse bragas/calzoncillos y pantalones. Desde esa postura solo tienen que levantar un pie, luego el otro y después ponerse de pie y estirarla ropa hacia arriba. De la otra forma, si parten de estar de pie, además de vestirse, tendrán que estar pendientes de mantener el equilibrio y eso dificulta mucho la tarea.

El Váter

Para ir al váter también podemos encontrarnos con diferentes opciones. Una primera opción sería adaptar el water de los adultos poniendo un reductor y un escalón para poder subir.

La otra opción sería poner un orinal a la altura del suelo, pero con todo lo necesario al lado para que lo puedan hacer de la forma más autónoma posible.

Para algunos quizá puede ir bien tener algunos cuentos cerca para poder mirar mientras estan sentados en el váter o en el orinal.

Aquí os dejo un post de Pequefelicidad que está muy bien sobre el baño para que podáis tener más ideas.

aquí este también interesante de tigriteando.

En el pdf descargable de la lección os muestro más ejemplos de cada apartado comentado anteriormente.

Descárgate aquí la lección en pdf de este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *