36. Pedagogías que me inspiran I: Montessori.

Bloque 4: Escuela infantil

36. Pedagogías que me inspiran (I) Montessori

 

A lo largo del curso seguro que habéis ido observando pequeñas pinceladas de algunas pedagogías activas, si bien es cierto que este curso no trata sobre ninguna en concreto (aunque en el primer bloque sí que hemos profundizado en los cuidados cotidianos de la pedagogía Pikler) las lecturas, las formaciones, van dejando un poso que se puede ir viendo a lo largo de las lecciones.

En esta lección y la siguiente no voy a profundizar sobre ninguna en concreto, pero os voy a hablar brevemente de algunas de ellas, Montessori y Reggio Emilia. Para no repetirme, os voy a adjuntar enlaces a varios artículos que he escrito al respecto y que con su lectura podréis ampliar la información. Lógicamente, aunque aquí no voy a hablar más sobre el tema, en el curso también podemos observar la influencia de la psicomotricidad relacional.

 

Cuando comencé a trabajar ponía en práctica aquello que me habían enseñado que era lo que tenía que hacer que en aula, al fin y al cabo, ellos eran los que sabían y yo acababa de empezar, pero poco a poco comencé a cuestionarme mi hacer diario, me di cuenta de que lo que hacía no me resultaba satisfactorio y que tampoco le resulta agradable a los niños y niñas, y comenzó a nacer en mí una actitud crítica, leí, probé y a puro de ensayo y error, fui creando mi propia mirada hacia la infancia y mi propia forma de hacer las cosas.

 

La primera pedagogía en la que profundicé fue la Montessori

María Montessori, es una de las figuras que componen un movimiento de renovación pedagógica denominado “Escuela nueva” que se dio a principios del siglo XX con el objetivo de romper con la educación que se estaba llevando hasta el momento, que era aquella centrada en el adulto, en la que este impartía la lección que tocaba cada día y los alumnos sentados escuchaban.

Montessori estudió medicina (entre otras cosas), después trabajó con discapacitados y más tarde creó “La case dei bambini” una escuela para niños de clase social desfavorecida. Aplicó sus conocimientos científicos a la pedagogía. Ella creó más que un método pedagógico, una filosofía, que hoy en día sigue estando de actualidad.

 La pedagogía Montessori se lleva a cabo en centros Montessori y las personas que acompañan a los niños son guías formadas para ello. Pero hay principios de la pedagogía Montessori que podrían beneficiar a todos los niños y niñas.

 

Algunos de los puntos clave que se pueden observar en mi propuesta, son:

√ El respeto al niño, a su individualidad, a sus intereses, a sus necesidades.

 

“Somos respetuosos y corteses en nuestro proceder con el niño, los tratamos como quisiéramos ser tratados nosotros mismos”.

 

√ En un ambiente Montessori no hay un tiempo para pasar por cada área ni una obligación de pasar por todas ellas. El niño o la niña son los que deciden libremente qué material utilizar y durante cuánto tiempo. En un aula Montessori no hay horas para las diferentes asignaturas, sino diferentes espacios (separados con estanterías) para los materiales de cada área, el niño puede moverse por el aula y elegir el material que quiere utilizar, uno puede estar trabajando lenguaje al lado de otro que realiza actividades para la vida práctica.

 

√ El ambiente preparado, el ambiente asume parte del papel que antes le correspondía al maestro, un aula a su altura, dividida en espacios (áreas) que favorezca las necesidades de cada niño. Un aula Montessori es un espacio amplio, sencillo, bello y luminoso, con colores neutros, las paredes apenas tienen elementos, posters, murales… ya que se evita la sobreestimulación y la distracción, realmente parece más una casa que un aula tradicional, por eso María Montessori la denominó “La casa de los niños”.

 

 Montessori el Jardín zaragoza

 

 

√ Observar sin intervenir, respetando el propio hacer del niño y de la niña, sin decirle lo que tiene que hacer, ofreciendo el acompañamiento adecuado para que aprenda de su error.

 

√ La mente absorbente, los niños aprenden en todos los momentos y en todas las situaciones, su mente es como un esponja.

 

√ Seguir al niño, el adulto debe de seguir al niño y a la niña y no al revés. La intervención es indirecta, sólo se ofrecen los medios necesarios para su desarrollo y se debe esperar y seguir ese desarrollo con respeto. Es decir, no se enseña a todos y en el mismo momento un concepto, sino que la guía, que observa y conoce el desarrollo de cada niño va proponiendo a cada uno lo que necesita en cada momento. El niño es el que marca el ritmo y no el adulto, ni un libro de texto. Cada niño es diferente y tiene ritmos diferentes. 

 

√ Enséñame a hacerlo por mí mismo”, ofrecer la oportunidad aprovechando el interés que presentan, favoreciendo su autonomía real.

 

√ La maestra,  es una guía que no se encarga de “llenar” a los niños de conocimientos, sino que les acompaña.

 

√ La cantidad de objetos y el orden, se tiene en cuenta la cantidad de objetos que los niños y niñas utilizan realmente y su memoria es capaz de localizar en el ambiente. El niño debe conocer todos los objetos y el lugar que ocupa cada uno.

 

√ Área de vida práctica, el niño necesita construirse a sí mismo, es decir, que cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para su desarrollo. A través de lo que Montessori llama las actividades para la vida práctica, los niños pueden desarrollar la autonomía que necesitan: prepararse su propia comida, aprender a vestirse solo, cuidar las plantas, limpiar lo que se ensucia… En definitiva, conocerse a sí mismo y cuidar de sí mismo,  a los demás y el ambiente.

 

 

√ No hay premios ni castigos, imaginaos lo que suponía esta idea en aquella época.

 

√ Libertad, cada niño y cada niña es libre de elegir lo que quiere hacer, siempre y cuando no perjudique la libertad de los otros.

 

Montessori Village Rivas

 

La pedagogía Montessori es una de mis favoritas, pero no sentía que cubriera todas las necesidades de los niños ¿En qué lugar quedaba el movimiento?, ¿y el juego?

Por otro lado, teniendo en cuenta la importancia del juego libre cada vez me fui distanciando más de los materiales Montessori, no porque no me parezcan adecuados, sino porque en la etapa de 0 a 3 es más importante el juego antes de llegar a los materiales que desarrollan destrezas específicas más cognitivas, aunque es cierto, que con determinados niños y niñas del último año, de 2 a 3 años, cuya madurez lo requiere sí que utilizo materiales que requieren de un uso específico, de una presentación y los cuales, a pesar de no ser en su mayoría materiales Montessori reales, sí que me inspiro en ellos en cuanto a la hora de delimitarlos con bandejas, en cuanto al control del error, aislar cualidades. Respecto al uso, el niño o niña lo utiliza cuando lo necesita,  durante el tiempo que lo necesita y repite la actividad tantas veces como lo pide su cuerpo, y como os he comentado, son autocorrectivos, es decir, están diseñados de forma que si el niño se equivoca, se dé cuenta y aprenda del error, rectificándolo, sin necesidad de una corrección externa. Pero estos casos, son una excepción.

 

La pedagogía Montessori no es sólo una forma de organizar  el aula, de permitir que se muevan por ella, no son unos materiales, ni ofrecer actividades manipulativas, el método Montessori es otra forma de ver al niño, de respetarlo, otra forma de ver la educación en la que el niño es el constructor y protagonista de su propio aprendizaje, en la que se confía en el niño y en sus capacidades. Lo realmente interesante del método es su filosofía porque querer introducir el método  Montessori en el aula más que exigir un cambio de distribución de mobiliario, de materiales o de organización de tiempos, exige un cambio en la mirada del adulto.

 

 

 

Os dejo una serie de artículos sobre Montessori que he ido escribiendo para ampliar información:

√ 11 puntos clave del método Montessori 

√ Cómo organizar un aula según el método Montessori 

√ ¿Encaja la pedagogía Montessori en la ley educativa? 

√ ¿Cómo aplicar Montessori en un aula tradicional? 

√ ¿Qué leer sobre el Método Montessori? 

√ Celebración de cumpleaños Montessori 

 

 

Imágenes

Imágenes de los centros: Montessori el jardín de Zaragoza, Montessori Village y Montessori school Vitoria- Gasteiz.

Descárgate aquí el pdf de la lección

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *