37. Pedagogías que me inspiran II: Reggio Emilia.

Bloque 4: Escuela infantil

37. Pedagogías que me inspiran (II) Reggio Emilia

 

Esta es la continuación de la lección anterior sobre las pedagogías que me inspiran, en esta os voy a hablar sobre Reggio Emilia.

Aunque a simple vista parece muy similar a la Montessori, no lo es. La propuesta pedagógica que dirigió, orientó y animó Loris Malaguzzi es posterior a la de Montessori, no nace de una única persona sino de toda la comunidad.

Reggio Emilia es una ciudad al norte de Italia; a mediados del siglo pasado, después de la guerra, las personas de dicha ciudad decidieron crear nuevas escuelas bajo la guía, orientación y dirección del pedagogo Loris Malaguzzi; de esta forma se crearon varios nidos y escuelas de la infancia (para 0-3 Y 3-6 años).

La obra pedagógica de Loris rompe con los establecido, invita a reflexionar, es innovadora y bajo mi punto de vista… ¡muy compleja!

Reggio no son mesas de luz, no son espejos, no son aulas bonitas, no son “espacios de arte”, es mucho más, más profundo, más reflexivo.

 

La imagen de la infancia

Esta experiencia pedagógica parte una imagen de la infancia, una imagen socio constructivista, lo que denomina la “pedagogía de la relación” porque Loris en su propuesta tiene en cuenta toda la obra previa de diferentes disciplinas, no sólo de la psicología y de la educación. Y además ofrece un papel central a la observación, que es más que mirar, una observación participante en la que el adulto se ve involucrado pero sin interferir, en la que el niño se siente visto y valorado; y la escucha de la infancia, una escucha para esperar lo inesperado, lo imprevisto, para contemplar con deleite, asombro, confianza y aprecio, es lo que Malaguzzi denomina la “pedagogía de la escucha”. Los niños y las niñas tienen derechos (a ensuciar, al ruido, a estar solos…) y 100 lenguajes (en el sentido metafórico de la palabra) tienen 100 formas de expresarse que no están aisladas sino interrelacionadas y que la escuela no escucha, que les roba. Loris propone observar y escuchar cómo es la cultura de la infancia, darle respuesta, documentarla e intercambiarla con la familia y la cuidad para que se pueda modificar la imagen de infancia tan pobre que se tiene.

 

Su filosofía sobre escuela

Según Malaguzzi la escuela no puede ni debe ser neutral, los educadores también tienen ideologías. Critica que todas las escuelas se construyan con el mismo patrón porque la arquitectura de una escuela ya refleja sus ideas políticas. El aula tradicional en la que el maestro da la lección y el resto escucha la compara con las iglesias y los sermones.

La escuela debe de estar pensada en los niños y por lo tanto debe de ser “pequeña y amable” que invite a quedarse, a volver, que todos se conozcan y se llamen por su nombre, una escuela para los niños, las familias y los trabajadores.

La arquitectura que Loris propone es peculiar, tal y como os he comentado esta propuesta no se basa simplemente en la pedagogía o la psicología, esta propuesta está en contacto con diferentes disciplinas como la arquitectura, el arte…

Propone una plaza central en la escuela con múltiples oportunidades y como un espacio interedades para el encuentro y el intercambio; los espacios exteriores a la escuela con múltiples ofertas para entrar en contacto con la naturaleza, el taller o atelier, el aula con forma de T o L y que favorezca el trabajo con grupos pequeños, el mini taller dentro del aula, las grandes cristaleras que conectan el interior con el exterior para que no interrumpan el espacio y coloca la cocina escolar en un lugar privilegiado, arquitectónicamente en el centro de la escuela y con cristaleras, siendo esta un elemento emblemático de la escuela que rompe con los roles y los estereotipos.

 

Se considera que el ambiente es un educador más y por lo tanto debe de favorecer la exploración y contar con un amplio número de oportunidades, como si fuera un mercado con diferentes puestos donde los niños y niñas pueden intercambiar, coger y dejar ideas. No hay materias o asignaturas porque la escuela debe de ser transdisciplinar y considera que todo es educativo, también el momento de la siesta, de la comida, del aseo… que realizan los mismos educadores. En este aspecto podemos encontrar ciertas semejanzas teóricas con la pedagogía Pikler.

Rechaza la idea de programación por ser una humillación de las potencialidades de los niños y niñas, por la poca confianza depositada hacia la infancia, por abstraer la realidad, por dejar de lado los problemas reales y sobre todo, en los primeros años, por ir en contra de la naturaleza de la infancia. A cambio, propone la idea de proyecto real y practicable y respetando las ideas de los niños y de estrategias.

Malagguzi propone que los educadores trabajen formando una pareja educativa, 2 adultos por aula, educadores en continua formación, observación, escucha, reflexión, discusión, investigación, documentación. Los educadores proponen situaciones educativas que proponen a los niños y niñas cada mañana pero sin intervenir.

“No enseñar, nunca, nada a los niños que no puedan aprender por sí solos”

Aquí por ejemplo encontramos una gran diferencia con respecto al método Montessori, los materiales, las presentaciones, el control del error…

Malaguzzi crea en las escuelas la figura del atelierista, una persona con formación artística pero que no pertenece al mundo de la educación, pero su función no es enseñar el arte o desarrollar el currículum artístico, sino para “entorpecer la rutina educativa”, para “contaminar cualquier rincón de la escuela para escandalizarlo” para que los niños y las niñas puedan desarrollar sus 100 lenguajes, como proceso, como emoción, entendiendo que todos los lenguajes son importantes, sin jerarquías. El atelier o taller no es pues una clase de arte es un lugar para la acción, para hacer para experimentar, para probar, para investigar, para construir.

La propuesta pedagógica de Reggio Emilia implica la participación de las familias, de los ciudadanos y de toda la comunidad educativa, sin jerarquías, las decisiones no las toman los maestros, todo el personal asiste a las reuniones y toma decisiones también el personal de limpieza de la escuela, el de cocina, el atelierista…

¿y esto por qué?

Porque la propuesta de Reggio no es sólo una propuesta educativa, es una propuesta cultural y social, para Loris, la escuela es la que puede transformar el mundo,  la sociedad, crear valores culturales, sin jerarquías, sin prejuicios.

De hecho Malaguzzi era muy crítico con lo que se hacía y se continúa haciendo en la escuela infantil, matizaba entre ofertar una diversidad de propuestas y creer que “todo vale”, rechazaba caer en las modas educativas del momento, caer en la “pedagogía folclorista” incoherente, sin una imagen clara de infancia, rechazaba las “actividades escaparate”, la estimulación precoz…

Por lo tanto ya vemos que la experiencia de Reggio poco tiene que ver con lo que realmente “nos llega”: mesas de luz, espejos, propuestas de juegos, materiales…  esta obra pedagógica buscaba y busca un cambio en la sociedad para un mundo mejor. 

¿Y qué llega a mi propuesta de todo esto? 

√ Estética, ¿por qué las aulas de infantil son tan feas?, ¿por qué creemos que en el espacio donde los niños van a pasar tantas horas todo vale?, ¿por qué colocamos allí cosas que no seríamos capaces de colocar en nuestra propia casa?, ¿Por qué no se colocan las cosas siguiendo un criterio? La estética es un punto fuerte de esta pedagogía, hacer que la escuela sea bella, agradable, un lugar que invite a quedarse y a regresar al día siguiente. Este es uno de los puntos clave de las provocaciones, colocar los materiales de forma estética, armoniosa, que invite a utilizarlos. 

√ Pedagogía de la escucha, la escucha de la pedagogía de Reggio me resulta muy similar a la escucha en psicomotricidad vivenciada y totalmente necesaria para adaptarnos a las personas que tenemos delante y para preparar las propuestas.  

√ Imagen del niño, los niños son diversos y el objetivo de la educación no debe de ser igualarlos, sino dar respuesta a cada uno en particular. Loris Malaguzzi dice que todos tenemos una imagen del niño, explícita o implícita y que según sea esta imagen, nos relacionaremos con él. El pensar, el decir, el hacer y el sentir deben de ser acordes. 

√ El ambiente es un educador más y debe de ofrecer un amplio número de oportunidades, una amplia oferta de materiales que favorezcan el desarrollo.  

√ Todo es educativo, no se parcela por áreas ya que todo es educativo, también el aseo, la hora de la comida. 

√ Materiales no comerciales, se priorizan los materiales que ofrecen posibilidades de juego diversos como tubos, cajas cuerdas…

 

 

√ Atelier o taller, es un espacio para que los niños se expresen a través de lo que Loris llama de forma metafórica “Los 100 lenguajes”, no es un lugar para la expresión plástica sino un espacio que invite a experimentar, a probar, a investigar… ¿Quizá podríamos considerar las provocaciones propuestas del atelier?. 

√ La documentación, en las escuelas de Reggio el educador que observa y está a la escucha, registra lo observado (en papel, fotografía y vídeo) y luego lo documenta. Aquí el adulto interpreta. Después se hace público por las paredes de la escuela para informar a las familias y al resto de la sociedad sobre lo vivido en la escuela y para dar valor a la imagen de infancia. En las provocaciones también registro lo observado, documento en imagen y vídeo, y comparto con las familias, pero a diferencia de la documentación reggiana, no interpreto.

 

Espero que lo que la información que os he expuesto os resulte útil para ampliar la visión hacia esta propuesta pedagógica, os dejo unos artículos que he ido escribiendo para  profundizar más en cada tema tratado:

La escuela en la propuesta de Reggio Emilia 

El ambiente en la propuesta de Reggio Emilia 

El educador en la propuesta de Reggio Emilia 

La propuesta pedagógica de Reggio Emilia 

 

Imágenes:

  1. Retroproyector escuela Diana 
  2. Plaza escuela Diana 
  3. Comedor escuela Diana 
  4. Mini atelier di sezione escuela Diana 
  5. Atelier central escuela Diana 
  6. Propuesta escuela Diana 

 

Descárgate aquí el pdf de la lección

CONTENIDO EXTRA

1. Aunque no trate sobre esta propuesta pedagógica, quiero aportaros también otras mirada de escuela a través de este documental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *